Páginas vistas en total

miércoles, 31 de octubre de 2012

Cuidado que viene el toro.
Pajarito , un toro de la ganadería de Cuatro Caminos, de 503 kg de peso y nacido en julio de 2001. El domingo 29 de enero de 2006 en de la Monumental Plaza de Toros México , fue el primero en saltar desde el ruedo hasta la segunda fila de barrera de sombra.
Lea Vicens ha superado con nota su segunda temporada como rejoneadora. Ha duplicado el número de compromisos con respecto a la temporada pasada, año de su debut; ha aumentado su regularidad en cuanto a trofeos y parece 'abonada' a las dos orejas; ha dejado ver detalles de una doma y una monta muy personales. Esta joven francesa que se puso en manos de los hermanos Peralta hace cinco años está haciendo poco a poco el camino y gana bagaje mientras trata de no olvidar la frescura que es una de sus mejores bazas
Y, DECIMOS NOSOTROS ESO ES ENGRANDECER LA FIESTA, ESO ES HACER QUE LOS PUBLICOS DEJEN DE IR A LAS PLAZAS DE TOROS. Fotos:Toros en el mundo ESTO VA A MATAR PONCE MAÑANA EN TLAXCALA. GANADERÍA DE SAN ISIDRO. ASÍ SE REDIME EL DE CHIVA. Yo quiero añadir que el cartel lo completan Zotoluco y El Payo, primeras figuras en México, por lo que son igual de culpables que Enrique Ponce...Al igual que el público mexicano que lleva tragando y consintiendo con esto durante muchísimo tiempo. SEGUN EL BLOGGER BANDERILLAS NEGRAS.
fUENTE BANDERILLAS N
HERNÁNDEZ PLA
Divisa: azul celeste, blanca y encarnada Señal: punta de espada en la derecha y muesca en la izquierda Antiguedad: 12 de noviembre de 1882 Fincas: "San Salvador", Puerto Moral (Huelva). "El Encinar", Zufre (Huelva) y "Soto Gutiérrez", Cienpozuelos (Madrid). Propietario: Ignacio Huelva. Representante: Ignacio Huelva Manrique Mayoral: Serafín Gómez. Temporada 2008: lidia toros en Ceret la tarde del 13 de julio. Temporada 2007: lidia dos toros en Las Ventas la tarde del 13 de mayo. Lidia toros en Las Ventas la tarde del 12 de agosto. Temporada 2006: lidia toros en Soria la tarde del 28 de junio. Temporada 2005: lidia toros en Vic Fezensac la tarde del 14 de mayo. Lidia toro en Vic Fezensac la mañana del 15 de mayo. Lidia cuatro toros en Ceret la tarde del 10 de julio. Lidia toros en Cenicientos la tarde del 16 de agosto. Temporada 2004: lidia toros en Madrid, en la tarde del 9 de mayo. Lidia toros en Ceret, en la tarde del 11 de julio. Lidia novillos en Azuqueca de Henares, en la tarde del 24 de septiembre. Temporada 2003: lidia en Las Ventas, en la tarde del 24 de agosto. Temporada 2002:Lidia toros en Madrid, en la tarde del 12 de mayo. Lidia toros en Las Ventas, en la tarde del 4 de agosto. Temporada 2001:lidia en Las Ventas, en la tarde del 2 de mayo. Lidia en Las Ventas, en la tarde del 19 de agosto. Temporada 2000: lidia en Las Ventas, en la tarde del 27 de agosto. Lidia en Calahorra (Navarra), en la tarde del 30 de agosto. Procedencia: en 1959 Gabriel Hernández Pla adquiere de María Teresa Hernández Cabanzón el lote que le había correspondido por el fallecimiento de su padre, José María Hernández Pla, agregándole a dicha ganadería un lote de vacas y un semental de Samuel Flores, variando el hierro. En 1968 adquirió un lote de vacas y un semental de Francisca Sancho, viuda de Arribas. Este mismo año, y por fallecimiento de Gabriel, se anunció la ganadería a nombre de sus herederos, los cuales adquirieron en 1969 un lote de vacas y un semental de lo de Joaquín Buendía, eliminando lo que tenían de la anterior procedencia. En 1974 sustituyeron el hierro por el que perteneció a su abuelo Esteban Hernández. En el año 2000 es adquirida por la sociedad "Horsebull, S.L." que, conservando hierro, señal y divisa, la anuncia como Herrnandez Plá, conservando la misma procedencia. Procedencia actual: Conde de Santa Coloma-Joaquín Buendía Peña. Toros notables: en 1973 a Capitan, nº 43, le dierón la vuelta al ruedo en la feria de San Isidro y acaparó todos los premios, en la misma corrida Cerillero, nº 47, también obtuvo el mismo trofeo. En el 2002 su toro Guitarrero, nº 47, de 521 kilos, cárdeno bragao meano, nacido en noviembre de 1997, dió la vuelta al ruedo de Las Ventas en la tarde del 12 de mayo.
A sus 28 años de edad, el rejoneador Andrés Romero lucha por hacerse un hueco entre los más destacados del escalafón de jinetes de la actualidad. Poco a poco, Romero, nacido en Escacena del Campo, ha ido sumando fechas y esta temporada ha toreado 21 festejos de los que en gran parte ha salido triunfador, llegando a cortar un total de 55 orejas y 5 rabos, cifras importantes, aunque más importantes han sido sus faenas y el buen ambiente generado en los lugares donde ha toreado. Con sólo tres años, este rejoneador montaba al caballo de su abuelo Santiago, éste fue el primer contacto que Andrés Romero tuvo con el animal con el que ahora su vida y profesión cobran sentido. A temprana edad, 12 años, ya tuvo su primer contacto con vacas en la finca propiedad de su padre 'La Corchuela'. En 2005 tomó la firme decisión de dedicarse profesionalmente al rejoneo y así, debutó tan sólo un año después cortando los máximos trofeos a un novillo de Arucci en su pueblo.
El toro bravo de Urcola.
El encaste toma nombre de D. Félix Urcola que compra varios lotes de reses a D. José Antonio Adalid en 1904 que provenían de la antigua ganadería vistahermoseña del “Barbero de Utrera”. Urcola cruza este ganado con un semental del Conde de la Corte (encaste Parladé) logrando unas reses de excelente resultado y una morfología bien definida, y creando por tanto el encaste. La ganadería pasó en 1928 a la familia Galache, siendo con Francisco Galache, junto con la ganadería de Alonso Moreno (que había adquirido reses de Galache a traves de Jesús Cobaleda), con la que estos toros adquieren su máximo esplendor. Galache también está muy ligado al encaste Vega Villar (patas blancas) pues llevó ambos tipos de ganado por separado. Son toros de volumen medio, anchos de sienes y de morro, con cara amplia y ojos grandes. La encornadura suele tener bastante desarrollo, siendo más frecuentes los capachos y corniabiertos. El cuello es más bien corto y el morrillo muy prominente. Son característicamente aleonados (con mayor desarrollo del tercio anterior) y con la línea dorso-lumbar ensillada. Con frecuencia presentan el vientre abultado (tripones), la grupa amplia y las extremidades ligeramente cortas. Las capas presentan un predominio de pintas negras, coloradas y castañas, destacando la presencia del melocotón. En conjunto resultan de muy buen trapío. En general son más grandes y serios los provenientes de Moreno y más terciados los de Galache. Este toro es de bravura encastada y tampoco ha sido nunca muy del gusto de las figuras, aunque destaque también por su nobleza y temple. Actualmente es muy minoritario, aunque esperamos que Victorino Martín que compró a varios herederos de Francisco Galache sus ganaderías, tanto la linea Urcola, como la de patas blancas, sepa darle un impulso definitvo. Aunque seguramente el nombre de “urcola” ha estado sobre todo unido estas últimas decadas a Celestino Cuadri, ganadería de primerísima fila y con un toro de excelente trapío. El “cuadri” tiene varias procedencias, siendo las más importantes la de Urcola y la de Santa Coloma, y siempre se ha dicho que es un toro de tipo plenamente urcola pero de comportamiento santa coloma.
Luciano Cobaleda Ganaderia de Luciano Cobaleda.
Si el torero, militar y ganadero Luciano Cobaleda Gajate nació en Salamanca el 3 de diciembre de 1920. Es su faceta ganadera la que aquí nos interesa, pues como diestro no tuvo gran renombre pese a que llegó a tomar la alternativa el 1 de junio de 1947 en Barcelona, cuando Curro Caro, ejerciendo Cañitas como testigo, le cedió la muerte del toro Pajarito, de Muriel. Luciano Cobaleda heredó en 1948 una de las ocho partes en que se dividió la ganadería de su padre, Alicio Cobaleda Marcos. Las reses eran de origen coquilla, y don Luciano decide cruzarlas en 1954 con urcolas de Eusebia Galache sin que los productos resultantes sean de su agrado. Procede, pues, a eliminarlo todo y a rehacer la ganadería en 1968 con dos sementales berrendos -uno en negro, el otro en colorado- y ochenta vacas de los hermanos Arturo y José Luis Cobaleda González, todo ello de pura procedencia Vega-Villar. El debut madrileño de los patasblancas de Luciano Cobaleda se produce el 7 de abril de 1974. El primero de la tarde hiere de gravedad al manchego Antonio Rojas cuando lo lanceaba de capote, y le impide confirmar la alternativa, por lo que la corrida se queda en un mano a mano entre Joaquín Bernadó y Raúl Sánchez. El 20 de abril del siguiente año vuelven a lidiarse los lucianos en Madrid por el catalán Joaquín Bernadó (vuelta en ambos), el cordobés Fernando Tortosa (aviso en su primero) y el mozambiqueño Ricardo Chibanga (vuelta en su primero). De esta corrida queda en los corrales venteños un sobrero (Batanito, nº 15, cárdeno, de 589 kilos) que sería lidiado como tal por Miguel Márquez el inmediato 13 de mayo, durante la Feria de San Isidro. El toro, pese a ser solamente bravucón, era de imponente trapío y dio un juego espectacular en el primer tercio, arrancándose de largo con mucha alegría en cuatro envites, aunque saliendo rebotado en tres de ellos. La gente, encantada con el toro, pidió que se le diese la vuelta al ruedo póstuma pero el presidente, con buen criterio, no la concedió. El 27 de mayo de 1976 vuelven los lucianos a Madrid. La corrida fue tremebunda de juego y pavorosa de presentación; un corridón del que darían cuenta Dámaso Gómez, El Puno (que acabó en la enfermería) y Antonio Rojas. Ese día se presentó en Madrid y triunfó el rejoneador Joao Moura, aún un niño, llevando de telonero a José Joaquín Moreno Silva. El maestro Joaquín Vidal, que titulaba ¡Justicia para los modestos! su crónica de aquel histórico festejo, la comenzaba con un párrafo bellísimo que describía perfectamente lo que sentimos los aficionados que tuvimos la fortuna de estar ese día en Las Ventas: Al final de la corrida, una conmoción recorrió los tendidos. Pienso que todos teníamos un nudo en la garganta. El toro, que ya había sido aclamado por su trapío al saltar a la arena, se resistía a morir de la estocada, su casta le aferraba a la vida, pugnaba por embestir. Antonio Rojas, que ya tenía ganado el triunfo, permanecía arrogante, junto a aquella cabeza de exposición, dos guadañas aceradas, que había sabido salvar en 30 pases de escalofrío. Entre la ovación restallante, surgió entonces de los magníficos aficionados de la andanada del 8 el clamor que ponía en lo alto la bandera de la verdad de esta fiesta y magnificaba el triunfo del torero: «iEso es un toro, eso es un toro!». Al instante, toda la plaza, ¡toda!, repetía el grito: «¡Eso es un toro, eso es un toro!». Tres matadores modestos, tres matadores que no tienen ni oportunidad de vestirse de luces, le echaron ayer el valor de salir al ruedo de Las Ventas a ponerse delante de una corrida de toros muy seria, tanto como se ha venido pidiendo; una de esas corridas de toros que, según dicen los del «bunker», no existe; una corrida de toros que ni por casualidad remota ha pasado por los corrales de la plaza en esos desfiles de reses a docenas que intentan trampear las figuras para sorprender la buena fe de aficionados, veterinarios y autoridad. Con gran expectación de los aficionados vuelven los toros de Luciano Cobaleda a la feria de San Isidro de 1977, el 29 de mayo, con ocho toros, dos para ser rejoneados por Manuel Vidrié (oreja) y el portugués José Maldonado, que sustituía a un lesionado Lupi, y los seis restantes para ser muertos a estoque por José Fuentes, José Luis Galloso (vuelta en su primero) y Gabriel Puerta (vuelta en su segundo), que confirmó la alternativa. Otra vez Joaquín Vidal: La del domingo pudo ser, y en muchas cosas fue, la corrida de la feria, en cuanto a la presentación y el comportamiento del ganado. Salieron los cobaledas como para dar un síncope al mismísimo Frascuelo. Toros con cuajo y hondura, pechos y culatas poderosos, y por delante, un armamento que hacía temblar el misterio. Toros de fachada antigua, escapados de las estampas de La Lidia (esa joya que nadie ha sabido igualar, aunque poder se puede, puesto que los canales de información y las artes gráficas se han perfeccionado tanto). Toros de una vez, y además, en conjunto, parejos. Seriedad en las caras, presencia pavorosa, agresividad. Y casta. Me río de tanto canto como se ha hecho a aquel hierro, y al otro, y al otro, porque tenían movilidad, aunque tres toros de aquél salían de los caballos pegando coces y los demás aceptaban las varas, los del otro se caían más o menos (más bien más), y los del otro tomaban las telas como borregos. Movilidad, casta, también genio, emoción y presencia por igual tremenda, poseyeron de sobra los correosos cobaledas de don Luciano, que además cumplían bien en varas, aunque ninguno pudo calificarse como bravo, pues cuál después de tomar un primer puyazo de largo y con entrega absoluta, en los siguientes acababa saliéndose de la suerte, cuál cabeceó el peto, cuál se quitó el palo. Con sólo cuatro corridas y un sobrero lidiados en Madrid en cuatro años, los lucianos ya eran toros de leyenda. La afición los requiere y los profesionales no quieren verlos ni en pintura. En 1978 son anunciados para el 29 de mayo, pero la corrida es suspendida por la lluvia. El 15 de junio, en la tradicional Corrida de la Prensa, otra corrida de Luciano Cobaleda es lidiada por Gabriel de la Casa, Manolo Cortés y Gabriel Puerta. Álvaro Domecq rejonearía a uno de Torrestrella. La corrida es terciada pero bien presentada y cornalona. Como siempre, derrocha casta a raudales. En este festejo cunde el pánico entre las cuadrillas, sobre todo tras la tremenda cogida que sufre Gabriel de la Casa al lancear de salida al cuarto. Es llevado inconsciente a la enfermería y los picadores despedazan a los tres últimos toros, que por ello se ponen a la defensiva y peligrosísimos. Joaquín Vidal acaba su crónica pidiendo tila: Terroríficos cobaledas, duros, aunque no tan malos como resultaron por la infame lidia que se les dio. Pero, ¡atención!, vuelven el domingo. No los de ayer, que muertos, arrastrados y a estas horas seguramente en el puchero están, sino otros. Más de la misma camada. ¿Hay suficiente tila en las boticas? En efecto, el domingo 18 de junio se lidiaron los toros de la corrida suspendida en la feria: Un toro de El Campillo para ser rejoneado por Luis Valdenebro y seis de Luciano Cobaleda para Sánchez Bejarano, El Puno y El Regio. La afición se hace cruces y no se explica todavía cómo los tres matadores lograron salir por su pie de la plaza, pues la corrida fue durísima, muy mansa, de mucho sentido e impecable presentación. El primero derribó en las dos primeras varas y desmontó al picador en la tercera; el segundo fue noble pero nada tonto; cuarto y quinto resultaron casi ilidiables y peligrosísimos, y a los dos toros de El Regio les pusieron banderillas negras... Hizo bien Vidal en solicitar tila tres días antes. En 1979 los lucianos llegan a Madrid el 30 de septiembre. Sería la última vez. Otra corrida de pavorosa presentación con un remiendo de García Romero (6º), también terrorífico, para Julián García, Raúl Sánchez y Manuel Rodríguez (vuelta en su primero y aviso en el sexto). El talaverano Raúl Sánchez estuvo hecho un tío, como siempre, aguantando tarascadas que quitaban el hipo a los aficionados, y haciendo fácil lo que para cualquier otro matador resultaría imposible. A partir de 1980, por problemas que no vienen al caso, el ganadero vende sus toros de mala manera, básicamente para rejones, y salda las vacas en lotes varios, hasta que pone punto final a su ganadería vendiendo el hierro y sus derechos en la UCTL a Vicente Charro en 1984.
Su irrupción el domingo de farolillos de 2011 en Sevilla le sirvió a Francisco Palha para meter la cabeza en nuestro país. Un año después, el torero portugués no sólo se ha asentado en el escalafón español sino que se ha consolidado como uno de los aspirantes más sólidos a la élite. Una monta sobria, un concepto clásico y un sentido del toreo puro y elegante le han servido para llamar la atención del aficionado más exigente. Su paso por las ferias del circuito donde poco a poco se va abriendo hueco y su importante confirmación en San Isidro -sólo emborronada con el rejón de muerte- son buena prueba de ello..
Segùn hemos podido saber esta temporada taurina Española ha habido 1.110 festejos taurinos, casi un quince porciento menos que la temporada del año 2.011, segùn dicen aconsecuencia de la crisis, dicen que se ha notado la falta de aficionados jovenes en todas las plazas de la gerografia Española, y decimos nosotros es normal ni la gente joven ni la menos jovenes y diremos mas muchos menos aficionados, los jovenes y los menos jovenes no se pueden pemitir pagar esos precios tal alto por los boletos, eso de debe de solbentar lo mas rapido que se pueda por que si no la fiesta se va al carajo y los aficionados se estan artando de muchas cosas, por ejemplo el tercio de picar es un puro tramite, el toro esta aborregado y no hay emociòn. Desde este portal hacemos un llamamiento a toreros, ganaderos y sobre todo Autoridades para que se tomen mucho mas en serio esto de la fiesta taurina y que se vuelva a ver el toro con transmisiòn, el que pelea en varas y causa sensaciòn cuando sale a la arena.
Desde aquel dia en que tomara la alternativa el matador de toros Manolo Vazquez de manos de su hermano Pepe Luis y de testigo Antonio Bienevenida en la Real Maestranza de Sevilla con astados del maestro Domingo Ortega ha llovido mucho y han pasado muchas cosas en este Pais, este es el cartel
Leonardo Hernández firma con Marcos Sánchez Mejias El matador de toros sevillano Marcos Sánchez Mejías será el nuevo apoderado del rejoneador Leonardo Hernández, quien hace dos semanas anunció el final de su relación profesional con los Martínez Labiano. Marcos Sánchez Mejias, ex hombre visible de González de Caldas, apodera a Manuel Díaz "El Cordobés" y es un taurino muy cercano a Matilla, donde habrá que ver como sienta el apoderamiento al otro caballero de la casa, Diego Ventura, que ya andaba con las orejillas vueltas El rejoneador afincado en Extremadura, Leonardo Hernández, se encuentra en la actualidad en México donde debuta y desea firmar una temporada interesante en número de festejos e importancia de las plazas aztecas que pise.
El Ayuntamiento cree que los asaltantes pudieron ser novilleros o aficionados
La plaza de toros de Mijas pueblo fue asaltada el pasado fin de semana por varios individuos que se encargaron que de soltar a los novillos que se encontraban en la zona de chiqueros. Al parecer, según se ha informado desde el Ayuntamiento, los asaltantes causaron algunos daños en el coso, aunque no se ha dado a conocer la cuantía de los desperfectos. Sin embargo, no sustrajeron nada del recinto Los hechos sucedieron en la madrugada del domingo, aunque fuentes oficiales indicaron que también irrumpieron durante la noche del sábado. La investigación ha determinado que varias personas saltaron el muro exterior tras subirse a un puesto de garrapiñadas de en las inmediaciones. Una vez dentro, los individuos, sin identificar, sacaron a los animales de los corrales y los dejaron correr libremente. Hasta tal punto llegó la situación en la madrugada del sábado que los animales alcanzaron la zona de las taquillas; al día siguiente cerraron la puerta de entrada para evitar el peligro. Pero los vándalos no se contentaron sólo con soltar a los animales, ya que se han encontrado algunas pruebas que apuntan a que también los torearon. Además, rompieron varios asientos de plástico de la instalación. La Policía Local y los responsables del coso realizaron una inspección ocular para determinar el alcance de los daños. "Se piensa que pueden ser novilleros o por lo menos aficionados, ya que una persona normal no se atreve a dejar sueltos los novillos", afirmó el coordinador de Seguridad de Mijas, Francisco Montilla. Fuente: www.malagahoy.es
MORENO GARCÍA, D.ª Rocío PROPIETARIO D. Florencio Moreno Maqueda. 45640 REAL DE SAN VICENTE (Toledo). DIVISA Verde y blanca. SEÑAL Despuntada la izquierda y rajada la derecha. FINCA «Navaltoconal». REAL DE SAN VICENTE (Toledo). «Navalprisco». REAL DE SAN VICENTE (Toledo). «Cerros El Canto Gordo y Las Moriscas». EL REAL DE SAN VICENTE (Toledo). PROCEDENCIA Formada en 1995 con un lote de eralas de D.ª S. Reyes y D.ª M.ª Victoria Aguirre Sánchez y un semental de D. Víctor Huertas Vega, de nombre 'Carretero' y nº 21, de procedencia de la ganadería de D. Javier Sánchez Arjona.
REMONTA
PROPIETARIO D. Gabriel Mercado Gil. C./Benito de la Torre, Nº 45 23250 SANTISTEBAN DEL PUERTO (Jaén). REPRESENTANTE D. Luis J. Parrilla Sagra. C./ Sagasta, 6. 23250 SANTISTEBAN DEL PUERTO (Jaén). DIVISA Blanca, amarilla y roja. SEÑAL Orejisanas ambas orejas. FINCA «Remonta y Ribera». Km. 38 carretera Linares-Orcera. SANTISTEBAN DEL PUERTO (Jaén). PROCEDENCIA Fundada en 1988 con vacas de D. Abel Rodríguez y semental de Cetrina (D. Lisardo Sánchez). En 1990 se agrega un lote de vacas de D. Sancho Dávila. En 1995 se cambia el hierro y la señal eliminando todo lo anterior. Actualmente está formada por vacas de D. Teófilo Segura, D. Enrique Ponce y semental de D. Daniel Martínez, todo de procedencia Jandilla, Hermanos Sampedro y S. Domecq.
El novillero Juan Leal ya está en Lima donde debutará el próximo domingo día 4. El francés está anunciado junto a Morenito de Canta y Michelito con novillos de Apóstol Santiago en el festejo que dará inicio a la feria taurina en Acho. Mundotoro publicará durante los próximos días lo que será la estancia del novillero en tierras peruanas,
A pesar de que la primera corrida de toros en la Plaza de "Las Ventas del Espíritu Santo" tuvo lugar el 17 de Junio de 1931, cuando el entonces alcalde de Madrid, Don Pedro Rico organizó un festejo con el fin de recaudar fondos destinados a paliar las dificultades de los pobres de la capital, la inauguración oficial de la Monumental madrileña sucede el 21 de Octubre de 1934, con una corrida de toros en la que intervienen las principales figuras de aquel entonces, Juan Belmonte, Marcial Lalanda y Cagancho Juan Belmonte, "El pasmo de Triana", cortó el primer rabo de la Plaza de Las Ventas. Tres festejos componen esta, digamos, primera temporada en Las Ventas: dos corridas de toros y una novillada, para inmediatamente, en 1935, conformar la primera auténtica temporada, compuesta por 47 festejos: 23 corridas de toros y 24 novilladas. Es de destacar, que en el segundo de estos festejos se produce ya el primer herido registrado en el coso, concretamente el novillero Félix Almagro, quien, por desgracia, una vez reanudada la Fiesta Taurina en nuestro país tras la Guerra Civil, caería mortalmente herido en la plaza, siendo también el primer muerto en la arena de Las Ventas. Esta temporada es también importante, porque con ella se clausura en la monumental madrileña La Edad de Oro de la Tauromaquia. Juan Belmonte, "el Pasmo de Triana", se viste por ultima vez de torero en Madrid el 22 de Septiembre, volviendo a dejar constancia de su innegable arte, al cortar orejas y el rabo a un toro de Coquilla. Una semana más tarde se despedía del toreo, aunque reaparecería años más tarde.
El torero valenciano Vicente Ruiz "El Soro" está decidido y convencido de volver a torear vestido de luces y su idea es hacerlo en la próxima feria de fallas. Así lo manifestó ayer en el programa Patio de caballos que dirige nuestro colaborador Carlos Bueno. El Soro, que el lunes se sometió a una nueva operación para reducilrle una hernia umbilical y extirparle un lipoma adiposo de la cadera, se muestra muy satisfecho de cómo va su puesta a punto y espera estar en plena forma para la cita fallera. De momento en unos días volverá a campo para continuar con sus entrenamientos y el día 17 de este mes de noviembre actuará en Relleu en un festival junto a Luis Francisco Esplá. Fuente: Paco Delgado
les recuerdo que hoy a parti de las 20 horas, entraremos en antena en el programa de Leonor Quichiz y antes de la rafaga taurina, para hacer un comentario de la suerte de picar en las corridas de toros que ultimamente es un puro tramite, y quisiera esplicar lo bonito e importante que es ese tercio. Les espero www.formulahitcastellon.com o por la 98.3 FM.
El diestro de Calasparra Filiberto Martínez ha sido proclamado Mejor Novillero sin Caballos por la Asociación de Abonados de la plaza de toros de Albacete, distinción que une a otras varias que le han sido concedidas en esta última temporada. El anuncio fue hecho ayer en el Club Taurino de Murcia con ocasión de la tertulia en la que intervino este espada junto a su apoderado, Gonzalo González, y el crítico taurino Antonio González Barnés Filiberto Martínez, alumno de la Escuela Taurina de Albacete, hizo un recorrido por su aún corta pero fructífera trayectoria taurina, que ha subido un importante peldaño y se ha visto afianzada en 2012, donde ha triunfado en distintos cosos españoles y también en la plaza francesa de Nimes, donde salió a hombros por la Puerta de los Cónsules. El joven espada recogerá el 10 de noviembre el trofeo al Mejor Novillero sin Caballos de la Feria de Septiembre de Murcia durante un acto que se celebrará en esta ciudad. Fuente: www.abc.es
Caracas - Venezuela.La empresa organizadora de las ferias de San Sebastián 2013 del señor Fabio Grisolia, han dado a conocer nuevos nombres de toreros importantes, para lo que será el ciclo de “La Feria Grande de América” en la ciudad de San Cristóbal, en el mes de enero próximo. Dichos nombres de los espadas son los siguientes: los españoles Alejandro Talavante, Iván Fandiño, Javier Castaño y el venezolano Hassan Rodríguez “El Califa de Aragua”, el cual se le unen a los nombres ya conocidos que estarán en la capital del Táchira; el mejor rejoneador del mundo Pablo Hermoso de Mendoza, David Fandila “El Fandi”, Juan José Padilla y el rejoneador venezolano José Luís Rodríguez. También fue dado a conocer, que una comisión fue enviada a la ganadería “Rancho Grande” donde fueron reseñados los (2) dos encierros contratados para las Fiss 2013.
Este domingo cuatro de noviembre, abrirá sus puertas a la afición taurina del centro occidente de Venezuela, la Plaza de Toros Maestranza "César Girón" de Maracay, Municipio Girardot del Estado Aragua, en la continuidad del Calendario Taurino Venezolano. Los aficionados taurinos presenciarán en la "César Girón" de "La Ciudad Jardín de Venezuela", la lidia de un encierro de la ganadería “Laguna Blanca” por los matadores de toros venezolanos José Cariel “El Amarillo” y José Miguel Parra junto al debutante español Dámaso González hijo, quien ya se encuentra en el país.
Joao Moura hijo lo reconoce pronto al hacer balance: 'ha sido la temporada más importante de mi carrera'. Sólo basta revisar sus actuaciones para ratificarlo. Madrid, Valencia, Nimes, Salamanca, Vitoria... le han visto triunfar. Con el nombre de una dinastía, Joao Moura es mucho más que el hijo de un mito del rejoneo. Joven, pero ya asentado en el escalafón, sigue creciendo sin ponerse límites. 2013 puede ser un gran año para él.
Óscar Mota se ha dado a conocer esta temporada en un año muy positivo para él. Sus estadísticas le avalan como una promesa segura del rejoneo: 18 corridas y 17 puertas grandes. El éxito está adherido a este jovencísimo rejoneador que aún no cumplido la mayoría de edad. Paso a paso, con el apoyo de su hermana Noelia, su instructura personal, Óscar Mota comienza a desarrollar un toreo muy espectacular que conecta enseguida con el público.
José María Jurado Córdoba, puntillero de la plaza de toros de Los Califas, falleció ayer a los 57 años, según informa el blog 'callejondecordoba'. José María, que apenas llevaba un año en este coso como puntillero, descansa en la capilla ardiente del Tanatorio de Córdoba y el sepelio tendrá lugar hoy a las 16:30 horas de la tarde.
BOGOTÁ (Colombia). La Corte Constitucional de Colombia, máximo organismo legal, ha determinado por una votación de seis contra tres, que ni los Alcaldes municipales ni los concejos, pueden prohibir o suspender corridas de toros y espectáculos taurinos en aquellos municipios que por tradición han venido realizándolos. Al declarar exequible la Ley 916 del 2004, que establece los requisitos y la documentación para la celebración de espectáculos taurinos, los magistrados declararon la legalidad de los mismos. El alto Tribunal señala además que ya no hay que pedir permiso a los alcaldes para la realización de las corridas, basta con presentar una comunicación previa y cumplir los requisitos para cualquier evento, de seguridad y salubridad. Con esta decisión del máximo tribunal colombiano se echa por el suelo las pretensiones de los llamados anti-taurinos o “defensores de los animales” que consideraban ya la abolición de las corridas en un país que tiene tradición taurina de más de doscientos años. Precisamente los miembros del Concejo de Medellín liderados por el ex torero Alvaro Múnera aprobaron un acuerdo para que en Medellín las corridas se realizaran sin pica, banderillas, ni muerte. Asunto que les ha fallado ante el pronunciamiento de la Corte, donde muy claramente confirma que la Ley está por encima de cualquier proyecto de los concejales o de los Alcaldes. En cuanto a la situación de Bogotá donde el alcalde Gustavo Petro al no poder prohibir las corridas ha rescindido unilateralmente el contrato que adjudicó la plaza de Santamaría hasta el año 2015 a la Corporación Taurina de Bogotá, tendrá que sacar la plaza a licitación cuanto antes para poder realizar la tradicional temporada Taurina en los meses de enero y febrero. Y además será demandado por perjuicios a la Corporación. Todos los aficionados colombianos han recibido con beneplácito ésta determinación de la Corte Constitucional y se aprestan a vivir con emoción la temporada taurina que se inicia en Cali el 25 de diciembre.

martes, 30 de octubre de 2012

Marquito”, semental de la ganadería de Ana Romero, indultado por Ortega Cano en la plaza de toros de Granada un día 3 de Junio de 1.994. “Marquito” era de capa cárdena y con unas hechuras típicas del encaste santacol oma, que salió al ruedo granadino en cuarto lugar y fue lanceado suavemente por verónicas y llevado al caballo por gaoneras. El toro, entre tanto, se mantenía atento a los capotes y Ortega Cano lo citó de lejos para hacerle un vistoso quite por chicuelitas. Después, ya en la faena de muleta, por su forma de embestir con una raza y una calidad extrema encandiló a los tendidos. Y se indultó. Y Ortega Cano y “Marquito” pasaron a la historia, uno con los máximos trofeos y el otro para padrear a la ganadería. Allí, en los corrales de la plaza, le hicieron las primeras curas de urgencia y fue embarcado de nuevo en el camión para regresar a al finca “Las Cobatillas”. Junto a el iba el mayoral de la ganadería, Francisco Gómez. Al llegar, de madrugada, a la finca todo el personal y el veterinario aguardaban impacientes para curar las heridas del bravo toro. Hasta aquí lo normal para cualquier toro indultado. Pero cuando llegaron, y con el sol ya apareciendo en el horizonte, el mayoral preparó su caballo y se fue al cercado de las vacas madres. Al volver este le preguntaron que donde había estado, y Francisco contestó: Todos los que le escucharon, boquiabiertos, volvieron a preguntarle que había pasado, y Francisco les contestó: . Y seguro que así fue, seguro que se produjo ese instante efimero entre la vaca y el mayoral, cruzando sus miradas un amanecer eterno del mes de junio y sintiendo en su interior la verdadera grandeza que rodea al toro bravo
ANTOÑETE y ROMERITO "¿Tú que quieres chico?", repetía el matador, sosteniendo próxima, fija, implacable, la mirada penetrante del toro. Una bellota, luego otra.... palabras tiernas de torero y el animal que se aplaca, sumiso y dócil, aband onado a las caricias de su amo. Ahí los dos, hombre y toro, en una cómplice unión. Fue su fiel mascota durante 11 años, hasta que un tumor se llevó por de...lante al gran semental. Su muerte, en 2004, fue el motivo que llevó a Antonio Chenel a sufrir una severa depresión y a vender su ganadería. Esta es la historia de una relación que comenzó cuando, misteriosamente, Romerito no embistió a Antoñete como un toro bravo que era, sino que prefirió comerse las bellotas que vareaba bajo una encina de su finca. Romerito fue un toro de Murube que El niño de la Capea le regaló en 1993. Poco antes, Antonio Chenel le había comprado 25 vacas del mismo encaste. Sería una especie de patriarca de la ganadería con la que pensaba cumplir un sueño pendiente: su último sueño profesional y el encaste Murube representaba su ideal de toro. Pedro Capea y su esposa Carmen, decidieron regalarle a Romerito. Era utrero y procedía de una tienta de machos, que habían organizado en su finca salmantina. Fue calificado de sobresaliente en el caballo y notable en la muleta. Bravísimo y muy pronto, pero demasiado agresivo. Meses más tarde, en su finca de Navalagamella, al norte de Madrid, impaciente como padre primerizo, Antonio esperaba la llegada del camión con su nuevo semental. De pronto se abrió la trampilla y apareció aquel torazo. Era un galán, un pavo, vamos lo que se dice un tío. Instintivamente le retocó el nombre. Para él, no sería Romerito, sería Romero. Como declaración de intenciones, lo echó inmediatamente a las sus vacas. Romero se distanció, se acomodó y empezó a hacer su vida íntima sin incidencias. Al final del otoño, Antonio repasó las encinas, se habían cuajado de bellotas. Empezó a varear, el suelo se llenó y las vacas estiraban el cuello y venían a fisgar. Antonio miró de reojo por si Romero se proponía marcar el territorio y tocaba salir de naja. Nada que temer, seguía las operaciones a distancia, indiferente como un tótem. Tranquilo el toro y tranquilo el torero. Embebido en las tareas de campo, Antonio repetía invariablemente sus rutinas de ganadero: vareaba las encinas, permitía que las vacas se acercaran a discreción y fumaba su cigarrito, sentado en uno de los tres poyos desde los que se abría el horizonte de la finca. Por la fuerza de la costumbre, un día fumó, vareó, se distrajo, resopló y justo entonces sintió un toque sospechoso en el empeine del pie izquierdo. Para alguien que había matado toros estaba claro que aquel era el toque redondo de la pala de un pitón. Casi no se atrevía ni a mirar, pero miró. Era el mismísimo Romero. En situaciones como aquella había que abstraerse y escuchar el sistema nervioso. Se encogió de hombros y murmuró, como en confidencia, lo que estaba pensando. -Sé que no tengo escapatoria, Romero. Además, no sabría donde ir. Puede que te arranques y me eches mano. En ese caso estaré perdido: ya ves que la casa queda lejos y que no hay donde resguardarse. Me quedaré aquí, esperando a que decidas por los dos. Y que pase lo que tenga que pasar. No hubo cogida. Tiempo después, imposible saber cuanto, Romero se fue muy despacio. Empezaron ahí una relación telepática. Cada vez que se acercaba aquel toro de casi 600 Kg., Antoñete sentía una mezcla de inquietud y curiosidad. La superaba con un antiguo recurso de superviviente: ante la sensación de peligro, lo aconsejable era disfrutar del miedo. Si acaso, se permitiría algunas precauciones elementales. Por ejemplo, la de recoger dos puñados de las bellotas mejor esmaltadas para llenarse el bolsillo. Luego encendía el cigarro y fingía indiferencia, como quien se hace el quite del perdón. En cuanto le veía, Romero se acercaba con la prestancia de los toros dominantes. Para prevenir malentendidos, Antonio le lanzaba las bellotas 10 ó 15 metros más allá. Pero Romero seguía avanzando y él recuperaba la sensación de fragilidad y le repetía su habitual discurso de subordinado. Sé que no tengo escapatoria, Romero. Además no sabría donde ir... Cuando quiso darse cuenta, estaba dándole bellotas en la mano. Sin saberlo, Pedro El niño de la Capea le había regalado un amigo. Le hablaba y se acercaba, le respetaba, le escuchaba, le daba de comer. Pasó la temporada de bellotas y Antonio le ofrecía en el cuenco de la mano unos cuantos tacos de pienso compuesto. Romero los retiraba con delicadeza. Tenía la cornamenta larga y acapachada; dos leños que se abrían, bajaban y remontaban su curva de guadaña. Parecía imposible que en algún movimiento instintivo no le alcanzase las sienes con el pitón. El secreto era sorprendente: antes de volver la cabeza, daba un pasito atrás. ¿Cómo podía evitar su fascinación por aquel toro? En 1997, Pedro Capea le pidió prestado a Romero para cubrir unas vacas. En el viaje a Salamanca, desguazó la caja del camión. Y luego, a su llegada, proclamó la ley marcial en la finca y allí declaró la guerra. Convertía cualquier faena campera en un problema para los vaqueros y el mayoral. Mientras tanto, Antonio descontaba los meses mirando el reloj. Pasados tres años, Pedro lo devolvió a Navagamella. Antoñete estaba lleno de dudas: no había vuelto a verlo, y por segunda vez, llegaba precedido de su leyenda de camorrista. Abrieron la trampilla medio destrozada del camión, salió Romerito, y le habló Antonio Chenel, "Vamos, vamos, ya estás en casa", y Romerito se convirtió de nuevo en Romero. Convivió con Antonio cinco años más. En 2004 le detectaron un tumor. La dolencia era incurable. Solo le quedaban dos o tres meses. Antonio tomó una decisión: le abriría la puerta y lo dejaría que se fuera con sus vacas. Quedaría con él a la hora convenida. Como siempre y hasta el final. Romero murió en algún momento del verano. Se fue al limbo de los toros y dejó a Antoñete como un alma en pena. Este episodio, que no pasó de un buen susto inicial, marcó el comienzo de una hermosa y sorprendente amistad. Ni el tiempo que estuvieron separados logró romper la química que había entre ellos. Tratar de explicar un fenómeno semejante pasa por admitir un hecho arraigado a los orígenes de la vida: el de la relación del hombre con el resto de animales, que pueden tener, en ocasiones, lazos mucho más fuertes de los que se tienden entre humanos. fUENTE. Tierras de dehesas.
PIEDRAS NEGRAS
Ganadería mexicana Antigüedad: 1890 Finca: Hacienda San Mateo Huiscoletepec. Apizaco (Tlaxcala). México. Propietario: Marco Antonio y Raúl González G. Temporada 2007: lidia toros en Apizaco la tarde del 25 de diciembre. Temporada 2006: lidia toros en La Florecita la tarde del 20 de mayo. Lidia toros en San Cristóbal de las Casas la tarde del 25 de diciembre. Temporada 2005: lidia toros en Comitán (Chiapas), en la tarde del 23 de enero. Lidia toros en Ciudad Juárez, en la tarde del 13 de marzo. Lidia cuatro novillos en Puebla la tarde del 29 de octubre. Temporada 2004: lidia toros en Guadalajara, en la tarde del 28 de marzo. Lidia novillos en Arles, en la mañana del 9 de abril. Lidia toros en Saint Guilles, en la tarde del 22 de agosto, donde es indultado el sexto de la tarde. Temporada 2001: lidia toros en Huamantla, en la tarde del 23 de noviembre. Temporada 2000: lidia en Apizaco, con una vuelta al ruedo en la tarde del 19 de febrero. Lidia en Guadalajara, en la tarde del 5 de noviembre (indultado el toro Forjador, nº 43). Procedencia: San Cristóbal de Trampa. Benjumea, Miura, Murube y Saltillo. El 3 de febrero de 1957 se indulta al toro Dancero, lidiado por Litri. En 1924 se indulta otro, lidiado por Gaona.