Páginas vistas en total

sábado, 7 de julio de 2012

Prádena (Segovia) Novillos de José Manuel Escolar. El rejoneador Pablo Martín de la Fuente, dos orejas, los matadores de toros Sánchez Vara, dos orejas y rabo; Palomo Linares, silencio; Víctor Barrio, dos orejas y el novillero sin picadores César Valencia, oreja.
El Boalo (Madrid) Astados de Herederos de Justo Leiro. El rejoneador Álvaro Montes, dos orejas; Luis Miguel Encabo, ovación; Iván Vicente, oreja y el novillero Francisco Del Olmo, ovación.
Malpartida de Plasencia (Cáceres) Reinauguración de la plaza. Astados de Campoamor, el sexto premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. Raúl Martín Burgos, dos orejas y rabo y dos orejas; Leonardo Hernández, dos orejas y dos orejas y rabo y López Bayo, ovación y dos orejas y rabo.
Plaza de toros de Arévalo. Tres cuartos de plaza. Toros de Garcigrande. El Cid, oreja y oreja; Miguel Ángel Perera, oreja y ovación; Alejandro Talavante, ovación y dos orejas.
Plaza de toros de Teruel. Segundo festejo de la Feria del Ángel. Más de media plaza. Toros de El Torreón de juego variado. Los mejores fueron tercero, cuarto y sexto. Juan José Padilla, aplausos y dos orejas; Rivera Ordóñez Paquirri, ovación con saludos y silencio, y Sebastián Castella, ovación con saludos y dos orejas. Se desmonteró Javier Ambel tras banderillear al sexto.
Plaza de toros de Pamplona. Tercera de San Fermín. Lleno habitual. Toros de Dolores Aguirre, feos, avacados, fuera de tipo, mansos, correosos, deslucidos y sin raza. Corrida mala y sin ninguna opción de triunfo. Antonio Ferrera, silencio en ambos; Eduardo Gallo, silencio y silencio; Joselillo, oreja y silencio
SER AGRADECIDOS, ES SER BIEN NACIDOS. Desde esta pagina taurina, queremos tando el director responsable, como la redactora grafica, dar las gracias al bonito e historico pueblo de Los Yebenes (Toledo), por la amabilidad y el cariño que han tenido con nosotros. En primer lugar a su Alcalde Presidente Dòn Pedro Acevedo Gutiérrez y a toda su Corporaciòn. En segundo lugar a el presidente de la Hermandad de San Cristobal, Dòn Jose Maria Fernandez y a toda su junta, por haberme nombrado Pregonero de las fiestas 2012, y decirles que llevaremos para siempre al pueblo de Yebenes en nuestro corazòn, y manifestarles nuestro gran afecto, quedando a disposiciòn para cualquier clase de evento que se les origine, deseandole tanto a la Reina y Damas de honor, un feliz año de reinado. Muchas gracias a todos Firmado: Angel del Valle y Gloria Trapero.
Jaime Gonzalez El Puno.
Nace en Bogotá (Colombia), 21 de marzo de 1949 Debut con público: 1966, formando en la parte seria del espectáculo cómico-taurino-musical El Empastre. Debut con picadores: 1968. Debut en España: 6 de abril de 1969 en Badajoz. Debut en Madrid: 12 de abril de 1970. Alternativa: 30 de julio de 1970, en Valencia, de manos de Diego Puerta y en presencia de "El Cordobés", cortando una oreja a un toro de Benítez Cubero. Confirmación: 19 de mayo de 1971, apadrinado por Santiago Martín "El Viti" y en presencia de Dámaso González. Tras su alternativa en Valencia se produjo su lanzamiento en el famosos festival benéfico en Las Ventas del 6 de marzo de 1971, ofrecido por televisión, consiguiendo la salida por la puerta grande alternando con Miguel Báez "El Litri", Gregorio Sánchez, Andrés Vázquez, Curro Vázquez y Paco Camino Jaime González Sandoval " El Puno" Matador de toros, nacido en Bogotá (Colombia), el 21 de marzo de 1949, sobrino de Juan de quien heredo su apodo. Primerísima figura del toreo colombiana, alterno en España y América con todos los grandes toreros de su época. En la actualidad reside en Morata de Tajuña desde hace muchos años retirado ya del toreo activo, aunque continua ligado al “mundillo taurino” a través de su ultimo apoderado, Victoriano Valencia, como veedor de toros en el campo y haciendo incursiones en el difícil mundo del apoderamiento. Su actividad en los ruedos la comenzó durante la temporada de 1966 al intervenir en la llamada parte seria del espectáculo cómico-taurino-musical “El Emprastre”, en diversas ciudades colombianas. Torea buen número de funciones modestas hasta que en octubre de 1968 toma parte de una corrida picada en su patria chica. En España debutó en el ruedo de Badajoz el 6 de abril de 1969, y aquí toreo ese año diecinueve festejos. Se presento en el coso Madrileño de las Ventas el 12 de abril de 1970 para alternar con Ricardo Chibanga, y David San Vicente, “Morenito de Cáceres”, en la lidia de un encierro de Cortijo Oliva, propiedad de José Rodríguez Gómez y Juan Antonio Álvarez García, resultando lesionado de pronóstico reservado, al igual que le ocurrió el siguiente 29 de julio, por un novillo de Carlos Núñez sobre el albero de la maestranza sevillana. Tras participar en 14 festejos toma la alternativa el 30 de julio, en Valencia, de manos de Diego Puerta, testificada por Manuel Benítez "El Cordobés", y corta una oreja del cedido, del hierro de Benítez Cubero. El 16 de agosto es herido de gravedad en el muslo derecho en Palma de Mallorca por un astado de José Cebada Gago. Cierra el año con 8 corridas de toros que aumenta a 42 en 1971, basadas en el gran éxito alcanzado en el festival benéfico de Madrid, entre ellas la de su confirmación en Madrid, el 19 de mayo apadrinada por Santiago Martín “El Viti”, en presencia de Dámaso González, quien se las entendieron con cuatro astados de Baltasar Iban y dos Lisardo Sánchez. En el invierno de 1971-1972 marcha a Sudamérica y allí es herido en dos ocasiones: el 23 de enero, en Sancristobal (Venezuela), en la ingle derecha por una res de la vacada de Bellavista, y el 6 de febrero en Medellín (Colombia), por otra de Dosgutierrez en el muslo del mismo lado. De regreso a España es también herido de gravedad en dos coyunturas ambas en la plaza monumental de Barcelona, el 21 de mayo en el muslo izquierdo por un toro de Hoyo de la Gitana y el 3 de agosto en la otra pierna por otro de Alfonso Sánchez Fabrés. Cumpliendo tal año 23 ajustes y torea aquel invierno en coso venezolano, colombianos y mexicanos con un total de 14 actuaciones. Lo hace en nuestros ruedos 12 tardes en 1973 y vuelve a marchar a América para participar en 6 corridas en su natal Colombia, destacando su actuación, el 3 de enero 1974, en Cartagena de Indias, donde le conceden las dos orejas de su primer enemigo, de la divisa de Fuente La Peña, Tras magnifica faena que, más tarde, sería considerada y galardonada como la mejor de aquella feria. En agosto de 1974 sufre lesiones de consideración en un accidente de coche, ocurrido en las inmediaciones de Valmojado (Madrid). En 1975 cumplimenta 13 contratos y 16 en la posterior campaña siendo corneado de consideración en el muslo izquierdo en las Ventas de Madrid, por un cornúpeta de Luciano Cobaleda. Antes, el 22 de febrero, había sufrido la fractura de dos costillas en Bogotá por una res de El Aceituno a la que cortó una oreja. En la temporada 1977 tomó parte en 8 corridas en ruedos españoles. Supo aprovechar este diestro Colombiano los ecos de su circunstancial éxito logrado en un festival y así pudo sumar un número de corridas que no hubiera podido contratar sin mediar tal circunstancia. Durante 1978 ha recuperado parcialmente antiguas posiciones al intervenir en 21 festejos en los que no escasearon los éxitos. Participa en una docena de corridas en España durante la campaña 1979, logrando un gran triunfo el 9 de septiembre en Ampuero al llevarse 3 orejas y un rabo, de reses de la ganadería de Mercedes Pérez Tabernero, en presencia de su compañero Juan Antonio Esplá y del rejoneador Fermín Bohórquez. Tras intervenir en nuestro coso 5 veces en 1980 y 6 en la siguiente temporada consigue similar cosecha el 31 de octubre de 1982 en Consuegra, ahora de astados de la divisa Eusebia Galache ante su colega Julio Robles y el caballista Joaquín Moreno Silva. Cumplimentó 3 contratos en plazas hispanas en 1982 y 2 en 1983, resultando herido de cierta consideración en 21 de agosto en Las Ventas por un ejemplar de la vacada de Eugenio Marín Moreno cuando alternaba con Raúl Sánchez y Juan Ramos. No nos visita en 1984, pero sigue actuando en su país, como el 5 de febrero en Medellín, donde le conceden dos orejas de una burel del hierro de Restrepo, lo que pudieron atestiguar tanto los espadas Jairo Antonio Castro y Cesar Rincón, como el caballista en plaza Luis Miguel Echeberry. En el transcurso de la temporada colombiana 1985-1986 toma parte en 9 funciones, incluida la de 6 de enero de 1986, en la que corta una oreja a cada una de las reses de la ganadería de Garzón en la localidad de Luitama. En España toreó por última vez en 1985. En Colombia permanece en activo, siendo uno de los matadores que más festejos suma cada año, aunque no encabeza el escalafón ninguna de las temporadas siguientes. En la de 1985-1986 intervino en 9 corridas de toros número que se incrementa en 13 en 1986-1987 y a 16 en 1987-1988. La campaña de 1988-1989 se salda con 12, la de 1989-1990 con diez y la de 1990-1991 con 16, siempre con datos ofrecidos por las publicaciones del estadístico colombiano Germán Bernate. En los siguientes años, los datos aparecen al año natural, más comparable con los europeos y le anotan 10 corridas de toros en 1992, 8 en 1983 e igual número en 1984. Tras retirarse aparece ligado al mundo de la fiesta apoderando al Rejoneador Juan Manuel Cordel e interviniendo como veedor para otros apoderados y empresas.
En estos días se sustancia la feria de Valverde del Camino SE habla con insistencia de una concurso de ganaderías. La Feria Taurina de Valverde, pendiente de ‘unos centímetros’ Huelva Ya En declaraciones a Radio Valverde, el concejal de economía y Hacienda del Ayuntamiento de Valverde del Camino, el popular José Domingo Doblado Vera, ha explicado que el problema del diámetro del coso sigue sin recibir la luz verde de la Junta de Andalucía, a pesar de que se han planteado diversas alternativas a la delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva, que todavía no dado el visto bueno a ninguna de dichas propuestas.La próxima semana será determinante para conocer si Valverde del Camino contará con la completa feria taurina que el Ayuntamiento de Valverde organiza para el próximo mes de agosto. En los próximos días la Junta de Andalucía dará respuesta a las alternativas planteadas por el ayuntamiento de la localidad para subsanar las dimensiones actuales del diámetro del coso. Hace unas semanas se dio a conocer que el diámetro de la plaza de toros de Valverde tras la colocación del callejón incumpliría la normativa taurina por escasos centímetros. Desde la inauguración del nuevo callejón de la plaza de toros de Valverde, los técnicos municipales certificaban en un escrito que el coso de la plaza con el nuevo callejón medía aproximadamente 33 metros de diámetro. Posteriormente se supo que con exactitud, realmente mide entre 32,40 y 32,60 metros, es decir mide algunos centímetros menos de lo que marca el reglamento para este tipo de cosos históricos. A pesar de que se trata de pocos centímetros impediría celebrar corridas de toros y novilladas con picadores. El Ayuntamiento de Valverde ha remitido a la Junta de Andalucía una propuesta de solución que implica la modificación de 26 metros del callejón, actuando sobre 16 paños de madera del coso, hasta alcanzar los 33 metros, unas obras cuyo coste asumiría íntegramente el propio consistorio. Dicha propuesta ha sido trasladada a la delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía, que sin embargo a un mes escaso de celebrarse la feria taurina aún no ha dado el visto bueno definitivo. Un visto bueno de debe garantizar que tras la ejecución de dichas obras de reforma se puedan celebrar festejos mayores en la localidad. Feria taurina 2012 Según ha puesto de manifiesto el concejal popular, una vez que se consiga la luz verde de la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento cuajaría las negociaciones que tiene en marcha con empresarios del mundo taurino para completar el cartel de la feria. En dicho cartel tendrían cabida el tradicional salto a la fama y una novillada sin picadores, además de una corrida de toros concurso de ganaderías, donde se apostarían por las principales ganaderías de las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz. El concejal de Economía por último ha dejado claro que uno de los objetivos principales que se está negociando con el nuevo empresario es la exigencia del Ayuntamiento de reducir considerablemente los precios de entradas y abonos. Fuente. Ambitoros.
El 11 de julio de 1987 fue una tarde aciaga para el toreo y sucedió en Pamplona. En la ruidosa, festiva, jaranera y de indudable importancia y repercusión Feria del Toro, que trasciende lo estrictamente taurino, se vivieron escenas solanescas (por Gutiérrez Solana y, también, por los tendidos de sol) que supusieron un borrón en su historia, don Ernesto aparte. Los hechos (y las crónicas) nos hablan de una corrida de Pablo Romero de hermosa presencia y (muy) mansa condición a la que se enfrentaron (nunca mejor dicho) José Antonio Campuzano, Luis Francisco Esplá y Lucio Sandín. Si Campuzano y Sandín, pese a su encomiable empeño, no pudieron sacar nada de sus respectivos lotes, con Esplá llegó el escándalo. Ojo, con él llegó, no por él. Me explico. Salió el segundo, Chivito, con 651 kilos sobre su imponente esqueleto y de pelo negro como la pena negra y el gentío, incluidas las peñas, exclamó ¡oh! El toro se hizo el amo de la escena, oteó el horizonte y saltó por dos veces al callejón, por la sombra y por el sol, para que todos lo pudieran contemplar de cerca. Fue avistar a los picadores y cruzar raudo el ruedo de punta a punta. Derribó a Manuel Cid y, no contento con la fechoría, volvió grupa y galopó a por Victoriano Cáneva, al que también mandó al suelo después de cuatro entradas y otras tantas huídas. Volvió el extraordinario piquero salmantino a la montura y fue para su mal pues le hizo saltar de la silla y, en el aire, le asestó una criminal cornada en el pulmón de la que, al instante, brotó la sangre en manantial. Después, Cid se cobró cumplida venganza con una carioca magistral. La gente, la sombra y el sol, aplaudía como si estuvieran ante el mayor ejemplo de bravura jamás vista mientras, por el callejón, se llevaban a Cáneva con el pecho abierto hacia el que llovían restos de sandía arrojados desde los tendidos de sol. El público en pie aclamaba a un toro que lo único que había mostrado era instinto asesino y mansedumbre cum laude. Esplá, pura lógica, decidió no tomar las banderillas y ardió Troya (Pamplona). Insultos a coro, lluvia de botellas y un trago para la cuadrilla del alicantino, quien no pudo , pese a los ayudados de inicio, los cambios de mano con sabor y algún ceñido redondo, siempre con la torería por bandera y ante un toro que llegó al último tercio sin empuje alguno (en parte, por el puyazo de Cid), remontar un ambiente tan hostil como injusto, pues, recordemos, todo había empezado por no banderillear. Hubo quienes llegaron a pedir la vuelta al ruedo para el tal Chivito. En el quinto, otro buey de carreta, Esplá sólo llegó a poner un par de banderillas pues siguieron con el lanzamiento de frutas y botellas. Una de ellas, de cava, cayó a centímetros del torero que, pausadamente, la llevó hasta las tablas de los tendidos de los que había salido, la dejó bajo el estribo y aguantó una nueva lluvia de objetos perfectamente identificables. No acabó ahí la cosa pues, mientras Sandín intentaba lo imposible ante el último, de 670 kilos de mansedumbre, el callejón se nutría de individuos malcarados, pañuelico al cuello, que, llegados al final, esperaron a Esplá en el patio de cuadrillas con las peores intenciones que sólo la templanza del torero consiguió no fructificaran. Recuerdo todo esto (que nada tiene que ver con mi afecto a una tierra, una afición -que, sin ir más lejos, hizo del propio Esplá su ídolo dos años antes en tarde memorable del alicantino- y, también, una feria, ejemplares en tantos aspectos) sin otro ánimo que poner ante el espejo ciertos comportamientos (aquí llevados al límite) de los públicos, a veces provocados por una euforia festiva mal entendida o el desconocimiento y otras inducidos por según que mensajes les llegan. Si no nos duelen prendas en la crítica y la denuncia de festejos en los que la debida seriedad e integridad del espectáculo (en todos sus componentes, público incluido) quedan en entredicho, con ganado sospechoso de todo, toreros y cuadrillas que tiran por la calle de en medio sin el mínimo pudor y público confundido, también habrá que hacerlo, digo yo, cuando, pese (o, precisamente, por ello) a la importancia del coso y la relevancia de su afición se producen situaciones que dejan en evidencia a quienes las protagonizan. No sé si me explico. Por cierto y para acabar, preguntado Esplá, pasados los años, por el instinto diabólico del toro Chivito, contestó con su conocida sorna: "No era un diablo, era gilipollas". Escrito todo lo anterior ¡viva San Fermín! Paco March
Eduardo Gallo: "Si la gente está de fiesta en la plaza, eso también es bueno para el torero" 07 Julio 2012, El salmantino Eduardo Gallo dejó atrás sus primeros años de profesión en los que se le vaticinaba una pronta escalada a los primeros puestos del escalafón de la mano de la importante Casa Chopera. Aunque dando siempre la cara y triunfando, no fue así y ha vivido unos años de 'chupar' bastante banquillo texto MANUEL SAGÜÉS PAMPLONA. Con la madurez que da el saber sufrir y el estar siempre preparado para aprovechar las oportunidades, Eduardo volvió con fuerza el año pasado, como dejó constancia con una notable actuación en septiembre de 2011 en Sangüesa en una corrida de Adolfo Martín. A Pamplona regresa seis años exactos después del de su presentación, el 7 de julio de 2006, día en el que cortó una merecida oreja a un toro de Marqués de Domecq. Vuelve a esta plaza, tras reivindicarse en San Isidro, con la idea de seguir creciendo en esta su segunda y madura etapa enfundándose el chispeante. Eduardo, cuéntenos sus inicios como aficionado y aspirante al torero, porque no tenía antecedentes familiares en la profesión. En mi familia, mis padres solo eran aficionados de ir a la plaza de toros La Glorieta, aquí en Salamanca. Yo me fui aficionado también por ver corridas en la televisión. Me acuerdo un día, aunque no recuerdo quien toreaba, que me dije a mí mismo que quería ser torero. Y de ahí a la Escuela Taurina de Salamanca y su aprendizaje a la vera los Juan José y otros profesores... Sí, fui a la escuela con 12 años y al principio lo tomaba solamente como un juego. Me acuerdo perfectamente de la primera tarde que fui a la escuela, con la ilusión por coger un capote y una muleta, cosa que no había hecho nunca. Y también guardo un recuerdo muy especial para mis profesores, Juan José, Blázquez y José Ignacio Sánchez, que fueron quienes me enseñaron e indicaron el camino a seguir. Y el veneno de la profesión y el aplauso le terminó de atrapar en 2001 cuando se presentó cortando un rabo en la plaza de Pelabravo. Ahí fue mi debut en público como novillero sin caballos y fue una tarde muy bonita, mágica y la confirmación de que había elegido bien lo que quería ser. Y, luego, debut con picadores con acento francés.... A raíz de una novillada en Francia se fijaron en mí unos apoderados franceses y debuté con picadores. Y cogí mucha fuerza al ganar el Zapato de Oro de Arnedo en 2003 y, ya en 2004, me salieron muchas novilladas más. Fue una etapa muy corta pero muy redonda, con 40 novilladas. Regresa a Pamplona seis años después de su debut. ¿Qué recuerdos tiene de ese 7 de julio de 2006 en el que debutó cortando una oreja a un toro de Marqués de Domecq? Un recuerdo muy bueno, corté una oreja en una tarde en la que además no se cortaron más orejas. Fue una tarde buena. Me hubiera gustado volver mucho antes, pero no ha podido ser. Tengo el recuerdo de que, desde que llegas a la plaza, tienes en la cabeza un jaleo que estás como si no te enteraras de nada. Todo es distinto en esta plaza... Hay un ruido constante, pero es bonito también y otra forma diferente de entender la fiesta. Es una fiesta y si la gente se lo pasa bien en la plaza, también es bueno para el torero. Si la gente se lo pasa bien, pues bienvenido sea para todos. ¿Y con qué responsabilidad llega a Pamplona? Su apoderado Lázaro Carmona dice que usted desde su buen paso por Madrid se ha encerrado en el campo preparándose con la vista puesta expresamente en la Feria del Toro de Pamplona. En Madrid salieron las cosas bien, pero tengo que seguir y necesito triunfar en Pamplona porque es una feria muy importante y ahí los toreros tenemos que marcar las diferencias. Además, en Pamplona es donde sale un toro serio y donde uno tiene marcar y decir quién quiere ser en esto. ¿Le gusta el cartel con toros de Dolores Aguirre y con Antonio Ferrera y Joselillo como compañeros de terna? Yo soy matador de toros y me da igual qué corrida. Yo no soy nuevo en esto y vengo de vuelta de todo. Además, ya he toreado muchas corridas de este tipo, fuertes, en pueblos y en otros sitios. La corrida que vaya a matar en Pamplona ya la he podido matar antes. Pero ¡qué voy a pensar!, que lo que voy a matar en Pamplona son toros, unos toros que pueden salir mejores o peores. Aunque mates una corrida comercial, los toros te pueden salir malos y más duros. No me preocupa ni la ganadería ni los compañeros ni nada de eso. Está viviendo una segunda etapa de mayor madurez, después de unos comienzos como torero con muchas expectativas, pero luego teniendo que chupar, como usted ha dicho en alguna ocasión, demasiado banquillo... Desde luego, los primeros años de la alternativa toreé bastante y triunfando en plazas importantes, pero quizá no tuvo la repercusión deseada. Durante estos tres años, desde que dejé la Casa Chopera, he toreado muy poquito, pero me han valido para madurar y ahora se está viendo el trabajo de estos años de entrenamiento y mentalización A mí me ha venido bien este bache para encontrarme a mí mismo como torero y como persona. Ya desde su paso por Sangüesa hace diez meses, en los mentideros taurinos de Navarra se barruntaba que otra vez venía Eduardo Gallo pisando fuerte y que podría ser uno de los toreros que pudieran renacer en 2012. Sí, me acuerdo perfectamente lo de Sangüesa. Fue una buena corrida de Adolfo Martín en la que me sentí muy a gusto. Y su recuperación se ha confirmado en su paso por Madrid, aún sin cortar orejas en las corridas de El Ventorrillo y Martín Lorca. Lo de Madrid ha tenido mucha repercusión a pesar de no cortar orejas. El primer día me negó la oreja el presidente y el segundo no me dio opciones la corrida, pero gracias a Dios cuando está la televisión ve todo el mundo el que no ha podido ser. Y además de Pamplona, ya está anunciado en Estella con 'victorinos'. En Estella recuerdo que toreé en 2007, pero esta vez iré a Estella con una ilusión especial, porque es la primera vez que voy a matar una corrida de Victorino. Otras plazas de Navarra que le conocen son las de Tudela en 2007 y Fitero en 2008. Me acuerdo perfectamente. Esa zona de Navarra siempre me ha llamado y he estado siempre muy a gusto. ¿En 2006 corrió el encierro? ¿Lo piensa hacer en esta ocasión? En 2006 lo pensé, pero al final no lo corrí porque me dio miedo tropezarme. Este año todavía no lo he pensado, pero si no lo corro, por lo menos iré a vivirlo en directo. Fuente: www.noticiasdenavarra.com
El aniversario triste de la Plaza de Toros 07 Julio 2012, Benidor. Cumple 50 años en franco declive Ascenso y caída de un mito. El 8 de julio de 1962, hará mañana 50 años, nació la plaza de toros de Benidorm. Esta especie de teatro de los sueños y el espectáculo fue el símbolo del despegue turístico a lo largo de tres décadas de gloria no sólo taurina sino también musical, con el Festival de la Canción y con inumerables eventos. Pero nada es eterno: a partir de 2000, el mito entró en declive. Arturo Ruiz Desde hace ya algunos años, la mayor parte de los días no pasa nada en la plaza de toros de Benidorm, envuelta de silencio. Hace tiempo, sin embargo, hubo voces, muchas voces, que aún deben resonar invisibles sobre la arena amarilla o entre el tendido azul y blanco: voces de un público enfervorizado que jaleaba una corrida de Antonio Bienvenida o El Viti, o de algún cantante poco conocido que debutaba en el Festival de la Canción antes de conquistar el mundo (ya saben quienes, la historia es harto conocida, Julio Iglesias, Raphael, DyangoÉ); o, conforme avanzó el calendario, voces con un sesgo más contemporáneo: Miguel Bosé, El Último de la FilaÉ Así fue esta plaza de toros desde los años 60 hasta principios del siglo XXI. Podrá gustar más o menos, pero el coso de la parte alta de l'Aigüera resume muy bien lo que quiso ser Benidorm, cómo pergeñó su identidad turística: espectáculos para las masas concebidos para hacer vibrar a turistas nacionales o foráneos: el sol, los toros, cierto folclorismo y otros tópicos. ¿Y qué? Dio resultado: la ciudad ofrecía lo que ofrecía sin ninguna ínfula de un refinamiento cultural al que nunca aspiró, que nunca buscó. Fue un poco como el "sky line": durante mucho tiempo, Benidorm se lió a alzar rascacielos mientras ignoraba a quienes la acusaban de promover la masificación urbanística. Y ahora resulta que dicen que su modelo es el más sostenible de todos. Y, claro, los que lo concibieron, más o menos cuando nació la plaza, sonríen. Pero no divaguemos más. El coso, una iniciativa de Alfonso Puchades, Luis Alegre y José Barceló, fue inaugurado el 8 de julio de 1962 con una corrida cuyo cartel estaba formado por Paco Camino, Jaime Ostos y Juan García Mondoñedo. Mañana hará de eso cincuenta años. Y, buena prueba de que ahora son otros tiempos, el aniversario apenas ha tenido repercusión. No ha sido un cumpleaños feliz. Nada se ha programado para celebrarlo. Es verdad que no se podía realizar una corrida porque desde mediados de la pasada década, La Mesa de Toros y el gremio de banderilleros tiene vetada la celebración de esos eventos taurinos por una deuda con la Seguridad Social de 180.000 euros; y que no están las arcas municipales para inventar ningún concierto. Pero tampoco se ha organizado ningún acto más modesto en la plaza ni ninguna exposición fotográfica, tal y como lamentó ayer el CDL. Esas instantáneas no recuperadas hablarían de los tiempos de gloria del coso a partir de aquel julio del 62: de la llegada de diestros de primera fila; de los inicios del Festival ; de reapariciones sonadas, como la de El Cordobés padre en los años 80 bajo la atenta mirada de decenas de periodistas, o la del propio Julio Iglesias poco después; de actuaciones posteriores -Juan Luis Guerra, Martes y 13-; y de la rentabilidad obtenida por el coso mientras estuvo bajo la organización de Miguel García Marcet o contó con empresarios como José Barceló y Enrique Grau. El problema fue que la plaza dejó de ser rentable más o menos a partir de 2000 y que así ha seguido, convirtiéndose en una patata caliente para los diferentes gobierno locales. El actual, del PSOE, tras dos intentos frustrados, ha logrado al fin adjudicar el coso a una empresa que ahora pretende levantar el famoso veto y organizar para este mismo verano una verdadera corrida de toros, según informó el concejal responsable del recinto, Juan Ramón Martínez. Ningún acto para celebrar la efeméride Es muy habitual que la portavoz del CDL, Gema Amor, elogie a los empresarios de Benidorm por su aportación al despegue turístico de la ciudad. Y ayer, no dejó escapar la oportunidad: convirtiéndose en el único grupo que hizo mención al aniversario de la plaza, el CDL propuso a través de un comunicado un "homenaje" a las familias que la impulsaron -Antonio Puchades, Luis Alegre y José Barceló- y elogió la gran "promoción turística" que obtuvo Benidorm con los eventos celebrados en el coso. Ahora bien, Amor lamentó el estado actual del mismo, "con la caída de uno de sus muros y desperfectos en sus alrededores". También reprochó al alcalde, Agustín Navarro (PSOE), su "oscura gestión" ya que "quiso amañar el concurso" para adjudicar la plaza a una empresa. Y por fin, lamentó que no se programara ninguna exposición para conmemorar el evento, lo que achacó a "la racanería política del gobierno local". Fuente: www.diarioinformacion.com
El próximo día 3 de agosto, la localidad sevillana de Los Barrios acogerá un festival taurino cuyos beneficios irán destinados a la Fundación Manolo Maestre Dávila. Se trata de un festival mixto que será presidido por Bertín Osborne. Los novillos, cedidos por diferentes ganaderías (D. Fermin Bohórquez, Jodar y Ruchena, Juan Pedro Domecq, Martelilla, La Quinta, El torero, Santiago Domecq y Carlos Núñez), serán estoqueados por Fermín Bohórquez, Luis Valdenebro, Gonzalo Domecq, Martínez-Conradi, Alfonso Cadaval, Pelayo Domecq y Pablo Aguado.
Pamplona (España). El encierro de Dolores Aguirre, que servía como pistoletazo de salida a los encierros de San Fermín, ha dejado un total de cinco heridos. Uno de ellos por asta de toro, fue prendido mientras realizaba la carrera en la cuesta de Santo Domingo, trasladado ya al hospital de Navarra. El jefe médico de urgencias del Hospital de Navarra ha ofrecido el parte médico de los contusionados y heridos en el encierro de Dolores Aguirre: Hs habido, según relata el parte médico ofrecido por el propio Hospital de Navarra, otros tres contusionados, dos de ellos trasladados al Hospital Virgen del Camino y otro al propio Hospital de Navarra. Uno de ellos contusionado en la pierna izquierda mientras realizaba la carrera en el tramo de Telefónica, otro contusionado en la espalda durante el mismo tramo, por último, un contusionado en la pierna derecha en el último tramo, en el callejón. Se planteó un último traslado de un herido en el brazo derecho durante su carrera en el tramo de Estafeta.