Páginas vistas en total

sábado, 15 de septiembre de 2012

Buena novillada de Andres Prado y de Marisol Dominguez en Torralba de Calatrava (Ciudad Real), novillos bien presentados bravos y nobles, Antonio Linares el torero de Tomelloso debutó con los del castoreño que para la estadistica lo hizo con el novillo de nombre Tropezones de pelo negro meano y herrado con el numero 27, Miguelin palmas y dos orejas, Milagros del Perú palmas y dos orejas y Antonio Linares dos orejas y oreja. Enhorabuena a los ganaderos.
Zalamea de la Serena (Badajoz) Toros de El Quintanar. La rejoneadora Ana Rita, cuatro orejas y los matadores de toros Jairo Miguel, oreja y dos orejas y rabo y Julio Parejo, oreja y oreja.
San Agustín de Guadalix (Madrid) Toros de Juan Albarrán, el sexto premiado con la vuelta al ruedo. Sánchez Vara, oreja y dos orejas; Andrés Luis Dorado, oreja y ovacióon y Perez Mota, dos orejas y dos orejas y rabo.
Piedrabuena (Ciudad Real) Toros de Jaralta. Victor Puerto, oreja y dos orejas; Diego Silveti, ovación y ovación y Alberto Gómez, oreja y ovación.
Sangüesa (Navarra) toros de El Pizarral. Juan Bautista, silencio y oreja, Eduardo Gallo, silencio en ambos y Paco Ureña, palmas y oreja.
Calera y Chozas (Toledo) Toros de Fernando Peña, el quinto premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. Sergio Vegas, palmas y los matadores de toros Uceda Leal, dos orejas y rabo y dos orejas y Víctor Janeiro, dos orejas y rabo y dos orejas.
Higuera la Real (Badajoz). Más de media plaza. Toros de Gerardo Ortega. Antonio Ferrera, dos orejas y dos orejas; Ambel Posada, oreja y ovación y Diego Ramos, que tomaba la alternativa, oreja y oreja.
Riaza (Segovia) Cinco toros de Lagunajanda y un sobrero en quinto lugar de Carmen Segovia. Paulita, oreja y oreja; Javier Herrero, aplausos en su lote y Juan Manuel Jiménez, aplausos y dos orejas.
Móstoles (Madrid). Toros de Sierra Borja. David Mora, oreja y dos orejas y rabo; Esaú Fernández, oreja y dos orejas; y Alejandro Parralo, que tomaba la alternativa, dos orejas y dos orejas.
Plaza de toros de Murcia. Un cuarto de plaza. Novillos de El Cotillo y Hermanos Collado Ruiz (2º y 5º), bien presentados, de juego desigual. Conchi Rios, ovación tras aviso en el único que mató; Miguel Ángel Moreno, silencio tras aviso, silencio tras aviso y silencio tras aviso en el que mató por Conchi Ríos; Antonio Puerta, dos orejas y ovación.
Plaza de toros de Villacarrillo (Jaén). Más de media plaza. Toros de Buenavista, destacaron quinto y sexto. Sebastián Castella, oreja y oreja; Miguel Ángel Perera, oreja con petición de la segunda y dos orejas y rabo; José Carlos Venegas, dos orejas y oreja.
Plaza de toros de Albacete. Octava de feria. Tres cuartos de entrada. Toros de La Palmosilla, bien presentados, manejables pero descastados. Juan José Padilla, silencio y oreja; El Cid, silencio y ovación; El Fandi, oreja y silencio.
Plaza de toros de Céret. Más de media plaza. Toros de Prieto de la Cal, el quinto premiado con la vuelta al ruedo. Marc Serrano, silencio y oreja; Javier Castaño, oreja y oreja y Serafín Marín, silencio y silencio.
Plaza de toros de Fuenlabrada. Más de tres cuartos. Se ha lidiado dos toros de Ramón Carreño (1º y 6º), nobles y manejable, dos de José Escolar (2º y 4º), buenos y encastados y dos de Domingo Hernández (3º y 5º). El Fundi, como único espada: dos orejas, dos orejas, silencio, dos orejas y rabo, dos orejas y dos orejas y rabo.
Coliseo de Nimes. Mano a mano. Llenazo. Tarde ventosa. Toros de Victoriano del Río, terciados los tres primeros, bien presentados los restantes. 1º, deslucido; 2º noble pero sin emoción, 3º complicado, 4º, bravo y exigente; 5º rebrincado y complicado y 6º enrazado. Morante de la Puebla, silencio, pitos y bronca; y José María Manzanares, ovación con saludos, ovación con saludos, y oreja con algunas protestas.
Plaza de toros La Glorieta. Quinto festejo de feria. Casi lleno. Toros de Carmen Lorenzo (1º) y San Mateo (4º) para rejones y Garcigrande y Domingo Hernández (3º) para la lidia de a pie. Hermoso de Mendoza, ovación y dos orejas; El Juli, oreja y oreja; Alejandro Talavante, dos orejas y silencio.
Fandiño a hombros en Guadalajara.- Toros de San Mateo y San Pelayo para Enrique Ponce, silencio y oreja, Iván Fandiño, dos orejas y ovación, y Cayetano, aplausos en su lote.
Gran tarde de Luque en Almodóvar del Campo.- Toros de Mollalta. El Cordobés, oreja y ovación; Francisco Rivera Ordóñez 'Paquirri', ovaciones en su lote, y Daniel Luque, dos orejas y dos orejas, a hombros.
Guillermo Rodriguez Martínez, nació el 11 de Julio de 1915 en la ciudad de Huaral, departamento de Lima. Guillermo Rodríguez "El Sargento" falleció a consecuencia de infección tetánica, producto de un pisotón que le inflingiera en la fractura abierta de su mano derecha, su primer toro de la ganadería de Mario Álvarez; en la corrida celebrada el domingo 23 de Setiembre (1951) en la Plaza de Toros del Cuzco. El público llenó por completo la plaza de toros situada en la Av. del Sol, atraído por el magnifico cartel de lidiadores y el prestigio de los toros de Álvarez. Según nos informaron personas allegadas al infortunado torero nacional, la atención médica que se le prestó, dejó mucho que desear, se buscó afanosamente el suero antitetánico por toda la ciudad del Cuzco y no se encontró, remitiéndose luego desde Lima, el medicamento llegó demasiado tarde.
DOMINGO VALDERRAMA ROMÁN
Debut en público: Plaza de la Merced (Huelva), en agosto de 1985 Debut con picadores: Motril (Granada), 6 de febrero de 1988. Novillos de Diego Romero para Juan Carlos Carito, Cayetano de Julia y Domingo Valderrama, que cortó 3 orejas y 1 rabo. Debut en la Real Maestranza: 9 de mayo de 1988 Debut en Las Ventas: el 1 de octubre de 1988, con Antonio Manuel Punta y Enrique Ponce, que también debutaba en la plaza madrileña. Eran novillos de José Manuel Pereira Lupi, el novillo se llamaba "Negrero". Vistió de grosella y oro Alternativa: Floirac (Francia), 4.10.92 Padrino: Richard Millian.Testigo: Paquiro. Toros de Guadaira. El toro se llamaba "Tejedor". Completaba el cartel la rejoneadora María Sara. Traje rosa claro y oro Debut en Sevilla como matador: En la Feria de Abril, cortándole una oreja a Olivarero, toro de Miura. Confirmación: 9.6.94 Padrino: José Antonio Campuzano.Testigo: El Fundi. Toros de Miura. Se llamaba "Bandolero". Iba de azul turquesa y oro Temporada 1992: 1 corrida, 1 oreja Temporada 1993: 14 corridas, 11 orejas. El 10 de julio de 1993 Valderrama corta su primera oreja a un toro de Miura en la plaza de Pamplona. Temporada 1994: 25 corridas, 16 orejas. En agosto sale a hombros en Bilbao, tras cortar dos orejas a otros tantos Miura. Temporada 1995: 25 corridas, 8 orejas. El 9 de abril de 1995 consiguió uno de sus triunfos más importante, saliendo a hombros por la Puerta grande Madrid, tras cortar dos orejas a toros los de Hernández Plá. Otra vez triunfó en Pamplona en julio del 95, con una histórica faena que le hizo a uno de la ganadería de Celestino Cuadri, al que le cortó oreja. En Algeciras, y por una faena realizada a otro de la misma ganadería, consiguió el premio a la mejor estocada. Temporada 1996: 15 corridas, 7 orejas. En la temporada de 1996 consiguió 1 oreja en la Real Maestranza de Sevilla, en la tarde del 28 de abril Temporada 1997: En España lidia un total de 17 corridas, cortando 21 oreja. En la tradicional corrida de Miura de la Feria de Abril cortó 1 oreja en la Real Maestranza de Sevilla. Durante la feria de San Isidro en Las Ventas dio la vuelta al ruedo con una res de Pablo Romero en la corrida del 1 de junio. Temporada 1998: 18 corridas, 10 orejas. Lidia en la Maestranza de Sevilla el Lunes, 4 de mayo por la mañana ("Premio a la mejor lección torera", otrorgado por Aula Taurina). El jueves siguiente, 7 de mayo, lidia la corrida de ANDE y recibe un puntazo que le hace abandonar la lidia. Vuelve a torear en la tarde del tarde del 11 de junio y da la vuelta al ruedo. Torea en Las Ventas de Madrid el 14 de junio: reses mansas y desiguales de Albaserrada (silencio y silencio). Corta dos orejas en Cascante (Navarra), el 13 de septiembre. Lidia en la Real Maestranza el 12 de octubre. Temporada 1999: En total, 8 corridas, 6 orejas cortadas. El 23 de enero corta oreja en Utrera. Lidia en la Real Maestranza la tarde del 25 de abril (cogido muy grave). El 27 de junio corta oreja en Chota (Perú). Lesionado en Cazalla de la Sierra (Sevilla) el 15 de agosto. Temporada 2000: lidia en la Real Maestranza de Sevilla en la tarde del 8 de mayo. Lidia en Tovar (Venezuela), en la tarde del 9 de septiembre. Lidia en Barquisimento, en la tarde del 16 de septiembre.Lidia en Maracay, en la tarde del 17 de septiembre. Temporada 2001: Lidia en Vergueze, en la mañana del 1 de abril. Lidia en el festival de San Fernando, en la mañana del 16 de diciembre. Enero´2002: “Este hombre me ha devuelto la ilusión. Estaba solo. Quería tener ganas, ambición... pero no podía demostrarlo. Quería estar ahí, pero no estaba” Temporada 2002: corta tres orejas en Los Palacios, en la tarde del 20 de enero. Lidia reses en Riobamba, en la tarde del 20 de abril. Corta dos orejas en Jerez de los Caballeros, en la tarde del 11 de mayo. Lidia en Ceret, en la tarde del 13 de julio. Corta tres orejas en Rincón del Soto (La Rioja), en la tarde del 3 de agosto. Corta dos orejas en Utrera, en la tarde del 8 de septiembre. Corta dos orejas en Jerez de los Caballeros, en la tarde del 10 de mayo. Temporada 2003: corta dos orejas en Sevilla, en la tarde del 19 de junio. Resulta lesionado en Almonaster la Real en la tarde del 16 de agosto. Corta tres orejas en Cortes de la Frontera, en la tarde del 23 de agosto. Torea en Santa Olalla de Cala, en la tarde del 24 de agosto. Corta tres orejas y un rabo en Jodar, en la tarde del 2 de septiembre. Lidia en Madrid, en la tarde del 7 de septiembre. Lidia en Floirac y se rompe los ligamentos del pulgar derecho, en la tarde del 28 de septiembre. Domingo Valderrama será intervenido quirúrgicamente en breve de esta lesión. Corta dos orejas en San Fernando, en la tarde del 14 de diciembre . Temporada 2004: lidia toros en Sevilla, en la tarde del 19 de abril. Lidia toros en Aroche, en la tarde del 21 de agosto. Corta dos orejas en festival benéfico en Trigueros, en la tarde del 24 de octubre. Temporada 2005: lidia res en Cortegana, en la tarde del 12 de marzo. Corta dos orejas y rabo en festival benéfico en El Bosque, en la tarde del 20 de marzo. Torea en Aracena la tarde del 20 de agosto. Temporada 2007: lidia en el Festival en Utrera en la mañana del 16 de diciembre. Apoderado: Lo fueron José Cutiño y F. Manuel Morilla y Manuel Vázquez Gago. Desde julio del año 2001, lo apodera el empresario taurino de Jerez de los Caballeros, Cecilio Peña
Lozano Pérez, Fernando (1963-VVVV).
Matador de toros español, nacido en México D. F. el 23 de junio de 1963. Miembro de una extensa saga familiar de profesionales taurinos, es hijo del lidiador Pablo Lozano Martín ("La muleta de Castilla"), sobrino del también torero Manuel Lozano Martín y hermano del novillero Luis Manuel Lozano (que pronto dejó los trastos de matar para consagrarse a los negocios taurinos de la familia). Alentado por el ejemplo de sus mayores, se inició en los primeros pasos del oficio taurino apoyado por las buenas relaciones que mantenían su padre y sus tíos con los empresarios, ganaderos y apoderados de la época, lo que le permitió dar algunos capotazos en 1982. Pero, interesado en completar sus estudios, relegó las prácticas taurinas a mero entretenimiento de aficionado privilegiado y no intervino en su primera novillada picada hasta el día 18 de agosto de 1985, cuando, ya con veintidós años de edad, se vistió de luces para hacer el paseíllo a través del redondel de Pontevedra. En la temporada siguiente, ya firmemente decidido a labrarse un nombre de prestigio entre los jóvenes novilleros del momento, Fernando Lozano Pérez ganó fama y popularidad merced a su inclusión en uno de los carteles de principiantes que hacían furor a mediados de los años ochenta, formado -además de él- por otros dos hijos de célebres toreros retirados: los novilleros Rafael Camino Sanz ("Rafi Camino") y Miguel Báez Spínola ("Litri"), vástagos -respectivamente- del genial espada sevillano Francisco Camino Sánchez ("Paco Camino") y del no menos inspirado lidiador valenciano Miguel Báez y Espuny ("Litri"). Así, llegó a participar durante aquel año de 1986 en veintidós novilladas con picadores, que hubieran sido muchas más de no haber resultado herido por un toro el día 7 de abril en Guadalajara, y de haber sufrido poco después una molesta intervención quirúrgica en un hombro, que le hizo perder muchos contratos. Curtido en estas lides que le permitieron poner en práctica en muchas ocasiones todas las lecciones aprendidas de sus mayores (o, como se dice en el argot taurino, sobradamente placeado), afrontó la temporada de 1987 dispuesto a ingresar en la nómina de los matadores de toros. Sin embargo, aún tuvo tiempo de intervenir durante la primera mitad de dicha campaña en otras diecinueve novilladas, entre ellas una celebrada en Sevilla, donde fue recompensado con una oreja. Por fin, el día 30 de julio de 1987 se enfundó la taleguilla en Valencia para recibir la alternativa de manos de su padrino, el afamado espada sevillano Juan Antonio Ruiz Román ("Espartaco"); el cual, bajo la atenta mirada del diestro valenciano Vicente Ruiz Soro ("El Soro"), que comparecía en calidad de padrino, cedió al toricantano la muleta y el estoque con los que había de trastear y despachar a mejor vida a Cigarrero, un burel negro, de quinientos cinco kilos de peso, marcado con el hierro de Sepúlveda. Anduvo fino y valiente Fernando Lozano en la lidia de este toro, así como en la faena enjaretada al astado que cerraba plaza (procedente de la vacada de don Marcos Núñez), y abandonó el coso de la Ciudad del Turia con una oreja de cada uno de sus dos enemigos. Las reseñas periodísticas de aquella corrida hablan de un Fernando Lozano vestido de blanco y oro que, con una serenidad impropia de tan emotiva ceremonia, exhibió una pasmosa quietud que impresionó al público levantino. Fueron éstas -apuntadas ya en su andadura novilleril- las principales señas de su particular concepción del toreo. Serenidad, quietud, valentía para arrimarse mucho al toro y firmeza para mantener airosa la figura en tan comprometida proximidad a las astas, sin olvidar un limpio y eficaz manejo de la muleta que, como las virtudes anteriores, había heredado directamente de su progenitor. Pero, para compensar tantas ventajas recibidas por herencia, pronto hubo de pechar también con la malicia de quienes achacaban sus triunfos a la destacada implicación de sus mayores en todos los círculos taurinos profesionales; para vencer estas reticencias, el joven Fernando Lozano optó por la vía más corta y honrada, pero también la más peligrosa: jugarse la vida, sin tapujos, cada tarde que pisaba un ruedo, vergüenza torera que le acarreó cinco cornadas graves en apenas tres años de alternativa. Después de haber tomado parte en trece corridas en su primer año como matador de toros, durante la campaña siguiente firmó treinta y dos ajustes, cifra que se habría incrementado considerablemente si el espada nacido en México no hubiese continuado sometido al duro castigo de las astas de los toros, que le alcanzaron con gravedad en el mes de junio en Barcelona y en septiembre en las arenas vallisoletanas. Su mejor actuación en aquella campaña de 1988 tuvo lugar en el coliseo taurino de Burgos, donde enjaretó una soberbia faena a un pupilo de la vacada de Galache. En la misma plaza castellana estaba toreando a finales de junio de 1989 cuando un burel marcado con la señal de don Gabriel Rojas le cogió con tan certera saña que le propinó, en unos segundos que parecieron siglos, tres graves cornadas en los muslos. Este nuevo tributo de dolor y sangre no le impidió reaparecer con bríos renovados en el coso santanderino, antes de que hubiera transcurrido un mes, para volver a enfrentarse sin merma de valor con toros de la misma vacada de Rojas. Fruto de este tesón, al término de dicho año Fernando Lozano había cumplido, a pesar del grave percance sufrido en el redondel burgalés, treinta y seis ajustes. Desde el ya lejano día 30 de julio de 1987 en que tomara la alternativa, Fernando Lozano Pérez no había comparecido en la Monumental de Las Ventas para confirmar ante la afición madrileña -como es de rigor- la validez de ese título de doctor en Tauromaquia. Pero en 1990 se estrenaban sus familiares en el cargo de gerentes del coliseo capitalino, lo que le permitió anunciar para el día 17 de mayo -en pleno ciclo ferial y frente a quienes veían en esta su inclusión en el abono isidril un claro signo de favoritismo- su confirmación de alternativa. Fue su padrino en esta ocasión el lidiador vallisoletano Roberto Domínguez Díaz, quien le facultó para dar lidia y muerte a estoque a Voluntario, un morlaco negro, de quinientos sesenta y dos quilos de peso, perteneciente a la divisa de Sepúlveda. Hizo las veces de testigo de confirmación el espada cartagenero José Ortega Cano. Lo cierto es que aquella tarde no estuvo afortunado en la lidia de su primer enemigo, al que no supo sacar todo el partido que ofrecía. Esta falta de acoplamiento a las virtudes del toro incrementó los recelos de quienes tachaban de nepotismo su inclusión en los carteles isidriles, circunstancia que ponía en un serio compromiso a Fernando Lozano de cara a su próxima comparecencia en Las Ventas, anunciada para unos días después. Pero el joven espada acalló cualquier atisbo de protesta tan pronto como se puso delante de un pupilo castaño de Aldeanueva, al que aplicó una lidia tan densa en conocimientos técnicos y sobrada de coraje que le valió el título honorífico de triunfador indiscutible de la isidrada de 1990. Este resonante triunfo le permitió torear, aquel año, la admirable cifra de setenta y dos corridas, para pasar a continuación a Hispanoamérica y difundir su toreo por tierras mejicanas. En la capital azteca, Fernando Lozano confirmó su alternativa el día 9 de diciembre de dicho año, apadrinado por Francisco Rivera Agüero ("Curro Rivera") y ante el testigo Jorge Gutiérrez Argüelles. El toro de la confirmación, un burel negro bragado de cuatrocientos ochenta y ocho kilos de peso, pertenecía al hierro de don Javier Garfias y atendía a la voz de Roncito. Su fugaz racha de éxitos comenzó a venirse abajo en la temporada de 1991, año en el que no triunfó en la sevillana Feria de Abril y tampoco destacó en el abono ferial madrileño (aunque protagonizó el valiente gesto de no pasar a la enfermería después de haber resultado herido de cierta consideración). Así, los contratos firmados durante dicha campaña se redujeron a treinta y dos, y en los años siguientes la cifra fue menguando de forma alarmante, hasta el extremo de que en 1994 sólo se vistió de luces en dos ocasiones. Fuente J. R.
Fincas: "Cabeza Navarro”. CUMBRES MAYORES (Huelva) Encastes: Señal: Rajada en la derecha y horquilla en la izquierda. Propietario Dominguez Camacho.
RESUMEN HISTÓRICO En 1979 ingresa en la Asociación “Ventas del Ciervo, S.A.” por compra del hierro de D. Antonio Muñoz Candel, formando la ganadería con un lote de vacas y un semental de D. Francisco Ortega Sánchez, que posteriormente aumenta con reses de D. Salvador García Cebada, D. Isaías y D. Tulío Vázquez, D. Francisco Ruiz Miguel, D. Juan Pérez Valderrama, García Romero Hermanos y Herederos de D. José Cebada Gago. En 1988 cambia la denominación por la de Sres. Moreno Domínguez. Elimina todo lo anterior. Aumenta con un lote de vacas y sementales de Domínguez Camacho (procedencia Marqués de Domecq).
Juán Pablo Sanchez
Este matador de toros dejó una grata impresión en los pocos paseíllos que trenzó la pasada temporada, aunque sus notables actuaciones en Madrid y Valencia le dieron el impulso suficiente para tomar la alternativa en Nimes (Francia) con un padrino de la categoría de Enrique Ponce, y Sebastián Castella como testigo. Un cartel cartel de auténtico lujo, aunque el propio espada reconoció que «desde pequeño se sueña con hacerse torero en casa». «No puedo quejarme de la ceremonia, tanto por el cartel, como por el escenario que tuve», record. Así, después de pasar la fechas navideñas en tierras españolas preparando los compromisos más inmediatos que tiene en tierras americanas, retorna a la actividad con dos tardes en León (México). Es evidente que se encuentra ante un año crucial para su carrera, pero el mexicano no quiere hacerse grandes fábulas en su cabeza y tiene muy claro su objetivo: «Mi misión es torear todo lo que pueda». Sánchez es consciente de que para alcanzar la cima del toreo todo pasa por «ir donde el apoderado crea oportuno y donde llamen los empresarios» y no se plantea retos concretos para éste primer año en el escalafón mayor. No obstante, el torero y su entorno son conscientes de que la imagen que proyectó en 2010 le abrirá las puertas de muchos ciclos en el presente ejercicio. «La campaña pasada no toreé mucho, pero tuve la oportunidad de anunciarme en plazas muy importantes y triunfar», comentó el hidrocálido. No se olvida de su triunfal tarde en Madrid ni de como la espada le privó de una salida a hombros casi asegurada. «Me da rabia cuando pienso que pinché el toro que me podría haber abierto la puerta grande Las Ventas», aseguró. Pese a todo fue el ganador del ciclo de novilladas nocturnas celebrado en el coso madrileño. Profundizando en el ámbito personal, Juan Pablo Sánchez tiene como referente a su descubridor y principal valedor en España, el empresario, ganadero y matador de toros Pablo Lozano. «Me puedo fijar en muchos toreros a la hora de mejorar, pero el modo de entender esta profesión me lo ha inculcado don Pablo», reconoció el azteca. Como la mayoría de los diestros que actúan en ambas orillas del Atlántico, observa y analiza las principales semejanzas y diferencias entre el concepto de torear mexicano y el español. El joven matador tiene claro que la embestida del toro condiciona la lidia en uno y otro lugar. «Al toro bueno en México, de embestida más templada, le puedes hacer faenas muy largas. En cambio, en España los toros son más bruscos, arremeten con más temperamento y al ser de mayor volumen no puedes exigirle tantos pases, aunque hay un punto más de emoción», esgrimió Sánchez. Pese a las evidentes diferencias aseguró estar «plenamente acostumbrado a las dos formas de torear» y que no le cuesta trabajo adaptarse a las de embestidas de los astados europeos y los americanos. Al igual que las reses condicionan la forma de torear, el público supone otro de los elementos diferenciadores. El matador observa que «en América el público vive más la fiesta y está más del lado de los toreros». En cambio, al aficionado español los considera más juicioso y que espera más al torero, «le cuesta más calentarse con la faena», aseguró. Como bien describió Juan Pablo Sánchez: «Diferente modo de ver la vida; diferente forma de ver los toros».
El novillero francés Juan Leal sustituirá este domingo al convaleciente Román en la localidad madrileña de Galapagar. El francés ocupará la vacante que deja el valenciano, que sufrió una fractura en el pie en Nimes, y actuará junto a Alberto Durán y Sebastián Ritter. Los novillos serán de José Cruz.
Plaza de toros de Juriquilla. Primera corrida de Feria. Media entrada en noche ventosa. Un novillo de Rancho Seco para rejones en primer lugar, flojo, y seis toros de Ordaz, desiguales de juego. Destacó el enclasado cuarto, premiado con el arrastre lento. El rejoneador Alejandro Zendejas, palmas y los diestros Alejandro Amaya ovación y dos orejas; El Capea, palmas y ovación tras petición y José Mauricio, oreja y palmas. Al finalizar el paseíllo se ovacionó con un minuto de aplausos a la memoria de la señora María Elvia Amaya de Hank, madre de Alejandro Amaya, fallecida el sábado pasado.
Festejo matinal hoy Coliseo de Nîmes. Tercer festejo de La Vendimia. Casi lleno. Toros de Fermín Bohórquez de buen juego salvo el lote de Moura. Hermoso de Mendoza, dos orejas y dos orejas y rabo; Andy Cartagena, oreja y dos orejas y rabo; Joao Moura hijo, ovacion en su lote
Esta tarde en la novillada de Torralba de Calatrava (Ciudad Real), se ha habido una sustitución de ultima hora, la novillera con caballos Cristina Sanchez ma mandado el correspondiente parte facultativo, y la sustituta de esta será Milagros del Perú, quedando el cartel de la siguiente manera. astados de Herederos de Victor Romero, propiedad de Marisol Dominguez, para Miguelin, Milagros del Perú y Antonio Linares que debuta con caballos. Suerte para todos y nosotros lo contaremos.