Páginas vistas en total

jueves, 1 de noviembre de 2012

Ponce a hombros en Tlaxcala.- Enrique Ponce, tras el escándalo en la Monumental de México, se reconcilia con la afición mexicana en la 1ª de Feria de Tlaxcala cortando dos orejas al 5 de San Isidro y saliendo a hombros.
Por:Aplausos Una vez retirado de los ruedos El Fundi y tras afirmar en varias ocasiones que su futuro profesional está ligado al mundo del toro y más concretamente a la ganadería, su suegro, el ganadero José Escolar, ha saltado a la palestra asegurando que ve en José Pedro el relevo generacional que su ganadería espera. "A ver si terminan los homenajes que le están haciendo y empezamos ya los dos en el campo. Me hace falta que alguien como él esté en la ganadería porque yo ya tengo muchos años. Tengo cuatro hijas que son muy aficionadas, pero para el campo, y eso que yo no soy machista, hace falta un hombre. A Fundi le gusta mucho la ganadería y yo creo que sí se va a dedicar a ello", ha asegurado José Escolar en una extensa entrevista que la revista APLAUSOS publicará en su próximo número. José Escolar sigue de momento muy comprometido con su vacada, que goza de un buen momento. "Vivo en Madrid pero paso la mayor parte de la semana en la ganadería. Tengo otros negocios pero, ante todo, soy ganadero y disfruto con mis 200 vacas, no quiero ampliar, de momento estoy tranquilo lidiando mis ocho festejos. Disfruto mucho y no paso ninguna agonía a la hora de vender. ¿Para qué me voy a complicar la vida con la edad que tengo?", argumenta el ganadero.
Manzanares: «La próxima temporada voy a reducir el número de corridas» «Lo único a lo que aspiro y en lo que me centro cada vez que me meto en el invierno a entrenar es crecer como torero» SÁNCHEZ ROBLES | ALBACETE. «La campaña de este año ha sido buenísima, a pesar del parón por la lesión en la mano» «Aspiro a crecer como torero y ganar sobre todo en profundidad en mi tauromaquia El matador de toros, José María Manzanares manifestó el martes en Albacete, donde acudió a recoger los premios como triunfador absoluto de la feria local que «la temporada ha sido buenísima y llena de lesiones, en esta ocasión en la otra mano. Pero he reflexionado sobre lo sucedido y he comprobado que las lesiones me están enseñando mucho, sobre todo a sacrificarme, a superarme. Tanto el año pasado como este, que he tenido el parón tan incómodo a mitad de temporada, pues pierdes el ritmo de la campaña, he aprendido a tomarme todo con tranquilidad y cuando reaparecí hacerlo con más ganas incluso de superarme. Lo cierto es que ha sido un año muy bonito para mi carrera», expuso José María Manzanares. Al referirse al futuro, el torero alicantino afirmó que «lo único a lo que aspiro y en lo que me centro cada vez que me meto en el invierno a entrenar es ir creciendo como torero e intentar ganar en profundidad delante de los toros y en conocimientos para dominar a los toros. Pongo mucho hincapié en mis entrenamientos en la mentalización que hago es estar preparado para cualquier toro que me pueda salir. Pongo mucho hincapié en estudiarme mucho internamente e intentar cada vez mejorar más». Es la claridad en el pensamiento de este torero que va cumpliendo etapas en la vida, que ya ha dejado de ser considerado como el hijo de Manzanares, pasando a ser definido y analizado como él mismo con más experiencia profesional y vital. De hijo de Manzanares ha pasado a ser incluso padre. ¿Todo este bagaje existencial humano repercute en el reposo de su toreo? «Esta situación es un arma de doble filo, pues internamente estoy muy feliz por ser padre, pero a la vez cuando te juegas cada tarde la vida ya te lo piensas más. Este es un paso que hay que vencer, porque estas reflexiones te vienen muchas veces a la cabeza y más ante toros complicados. Por eso es tan difícil ser torero, pues tienes que anteponer muchas cosas importantes en tu vida a la profesión como es el caso de la familia». Otra respuesta clara del torero. Ya hay que pensar en la próxima temporada, en el año próximo que también será muy complicado para el espectáculo taurino y por ende para sus profesionales. «En las últimas temporadas he intentado bajar el número de corridas de toros, pero ganando en calidad. Soy un torero que cuando toreo lo debo hacer porque lo sienta y al menos en mi caso cuando toreo muchas tardes llega un momento en el que se mecaniza mucho lo que siento. Eso es algo que debo evitar, pues la rutina es mala. Como consecuencia de ello, el año próximo intentaré torear en las principales ferias, pero bajando el número de corridas toreadas y no sobrepasar las cuarenta». Ahora llega el reposo del artista, del guerrero por un tiempo. Pronto comenzará la preparación para 2013. Fuente: www.hoy.es
Antonio Barrera dirá adiós a los ruedos el próximo 12 de diciembre en la plaza mexicana de La Luz de León. En esta ocasión tan especial estará acompañado de su nuevo poderdante, Morante de la Puebla y de los diestros mexicanos Eulalio López Zotoluco y Juan Pablo Sánchez, que estoquearán un encierro de Begoña.