Páginas vistas en total

jueves, 6 de septiembre de 2012

Bolaños de Calatrava (C.Real), ha programado una corrida de toros prevista para el dia 16 de Septiembre, con motivo de sus ferias fiestas en honor a su patrón el Santisimo Cristo de la Colunna, la empresa taurina Toros Guadiana y en colaboración con el ayuntamiento han hecho el esfuerzo para que llegue el mencionado evento a buen puerto, se trata de una corrida de toros mixta, con ganado de Hermanos Victor Romero, propiedad de Marisol Dominguez de Yebenes (Toledo), para los matadores de toros Anibal Ruiz, Luis Miguel Vazquez y el novillero Antonio Linares.
En el mesón lo Arcos de la localidad de Torralba de Calatrava (C.Real), ha sido presentado el cartel de la novillada de feria, la Alcaldesa de dicha localidad Doña Maria Teresa ha comentado, que su pueblo desde hace bastantes años y en las ferias y fiestas siempre ha tenido una o dos corridas de toros, pero que dadas las circustancias de la crisis no es poco que se ha hecho el esfuerzo para que Torralba de Calatrava no se quede sin festejo taurino, y los gerentes de empresa don Andres Prado Cardenas y Don Luis Perez, ha recalcado muy encarecidamente que han programado una novillada y que han puesto precios anticrisis para que puedan ir a los toros los vecinos del pueblo, peñas y demas. El Cartel de la novillada de feria que tendra lugar el proximo dia 15 de Septiembre sabado, se lidiaràn novillos de Hermanos Victor Romero y propiedad de Marisol Dominguez de los Yebenes (Toledo), para los novilleros Cristina Hernandez, Miguel Hernandez Miguelin y Antonio Linares, este ultimo de Tomelloso que debuta con los del Castoreño, el evento tiene la hora de comienzo a las seis de la tarde y los precios son de 16 euros sombra y 14 Sol, en entrada unica.
Plaza de toros de Calasparra. Cuarta de la feria del Arroz. Media entrada. Novillos de Tomás Prieto de la Cal, desiguales de presentación y muy deslucidos. Ángel Puerta, ovación y silencio tras aviso; Gallo Chico, ovación y silencio y El Zorro, silencio tras aviso y leves pitos.
Sotillo de la Adrada - (Ávila). Novillos de Cortijoliva. Jesús Duque, silencio y silencio, Mario Alcalde, silencio en su lote y Luis Gerpe, silencio en ambos.
Peralta (Navarra). Novillos de Torrealba. Imanol Sánchez, oreja y silencio; Antonio Puerta, ovación en ambos y Román, oreja y silencio
Plaza de toros de Villaseca de la Sagra. Primera de feria. Dos tercios de entrada. Novillos de Torrenueva, bien presentados, bajos de raza, deslucidos en conjunto, mejor el tercero con calidad. Emilio Huertas, silencio tras ser herido en el único que mató; Rafael Cerro, silencio, oreja y palmas; y Juan Ortega, dos orejas y oreja.
Plaza de toros de Torremolinos. Tres cuartos de entrada. 'Corrida Homenaje al Turista'. Toros de Albarreal, el segundo, de nombre 'Horneador', nº 46 y negro listón, indultado. El Cordobés, dos orejas y oreja; Javier Conde, dos orejas y rabo simbólico y dos orejas y José Luis Torres, dos orejas y ovación.
Plaza de toros de Valladolid. Tercera de feria. Casi tres cuartos de entrada. Toros de El Pilar. Juan José Padilla, ovación y oreja; Morante de la Puebla, palmas y división de opiniones y José María Manzanares, ovación tras aviso y oreja.
Noticias de Ultima Hora. El novillero castellano Manchego de Santa Cruz de Mudela (C.Real), ha sido cojido por su primer novillo del hierro de Torrenueva cuando toreaba con la muleta al natural, aunque sangraba por la rodilla izquierda ha podido matar a su enemigo, pasando a la enfermeria, desconocemos en estos momentos el alcance de la lesión, el percance se ha prodicido en la plaza de toros de Villaseca de la Sagra.
El Soldado. Fuente J,R.
Matador de toros mejicano, nacido en Mixcoac (México, D. F.) el 25 de agosto de 1912, y muerto en la capital mejicana el 15 de noviembre de 1990. En el planeta de los toros es conocido por el sobrenombre de "El Soldado". A pesar de que fue universalmente conocido por el mencionado apodo, jamás militó en ninguna agrupación armada; el remoquete le viene de una curiosa etapa infantil en la que, al frente de una "compañía" formada por los niños de su barrio, recorría las calles de su ciudad natal ataviado con la indumentaria militar que le habían facilitado los mandos de un cuartel vecino, entusiasmados con la prematura vocación soldadesca del chaval. Sí se dedicó con ahincó, en cambio, a los estudios hasta que cumplió los catorce años de edad, época por la que empezó a sentir una acusada vocación torera que se consolidó firmemente en cuanto pudo contemplar, en la mejicana plaza de El Toreo, una corrida de toros. Sin embargo, a pesar de su tenaz empeño en ser torero no consiguió Luis Castro Sandoval ninguna oportunidad que le permitiera ir curtiéndose en este duro oficio, por lo que todo su aprendizaje se redujo a las observaciones que llevó a cabo en el canal (es decir, el matadero) de la Ciudad de México. Allí, entre todas las reses que iban a ser sacrificadas, pudo estudiar las características de las reses que salían bravas, formación que le permitió afrontar sin temor su debut en la plaza de toros de su Mixcoac natal en marzo de 1932, en una tarde en la que, alternando con el novillero Fernando Aparicio, cosechó un clamoroso triunfo. Este éxito le permitió anunciarse al mes siguiente en la plaza de El Toreo, de donde salió catapultado como novillero revelación de aquella temporada, en la que llegó a hacer el paseíllo en más de cincuenta ocasiones (veintidós de ellas verificadas en la importante plaza recién mencionada). Una irrupción tan sobresaliente en el planeta de los toros tenía que culminar, forzosamente, en la toma de alternativa del ilusionado Luis Castro Sandoval, ceremonia que apenas se hizo esperar. En efecto, el día 5 de marzo de 1933, cuando apenas llevaba un año toreando, "El Soldado" hizo el paseíllo en la plaza de toros de El Toreo, dispuesto a tomar la alternativa que había de cederle su afamado padrino, el genial diestro gitano Joaquín Rodríguez Ortega ("Cagancho"); el cual, bajo la atenta mirada del torero mejicano David Liceaga Marcial, que comparecía en calidad de testigo, le cedió los trastos con los que había de lidiar y estoquear a un toro perteneciente a la ganadería azteca de Coaxamalucan. A partir de entonces, renovó como matador de toros los triunfos que había cosechado en su anterior etapa novilleril, despertando en sus paisanos el convencimiento de que había en "El Soldado" madera suficiente para llegar a ser una gran figura del toreo. Lógicamente, esta opinión le animó a cruzar el Atlántico y desembarcar en España, pues pretendía que la calidad de su toreo gozase de la repercusión que sólo podía otorgarle la cuna del Arte de Cúchares. Una vez en suelo hispano, renunció a la alternativa que había tomado en su México natal y se anunció otra vez en calidad de novillero, para dar a entender su respeto al público español y su convencimiento de que tiene mayor validez una alternativa recibida ante el severo dictamen de la afición española. Así las cosas, se presentó por vez primera ante el público madrileño el día 20 de julio de 1933, fecha en la que su buen hacer le permitió ganarse varios contratos más, en la capital de España, durante aquella temporada. En la campaña siguiente se consolidó como uno de los novilleros preferidos por la primera afición del mundo, sobre todo a partir del día 29 de julio de 1934, cuando la cogida del novillero Cecilio Barral dejó solos en la arena madrileña, en un improvisado mano a mano, a Luis Castro Sandoval y a su compatriota Lorenzo Garza Arrambide. Aquella tarde, frente a los novillos del hierro de Gamero Cívico, ambos mejicanos entusiasmaron a la entendida afición de la Villa y Corte, que no cesó de ovacionar su lances y alardes de valor (al parecer, "El Soldado" entró a matar a alguno de sus enemigos citándolo con un pequeño pañuelo, después de haberse desprendido temerariamente del auxilio de su muleta). Además, Luis Castro demostró que sabía manejar espléndidamente el capote, clavar las banderillas con vistosidad y emoción, y mover la muleta de forma magistral, lo que se tradujo en los cuarenta y tres contratos que, acabada aquella temporada de 1934, había cumplido en suelo español. De ahí que el día 24 de marzo de 1935, en las arenas de Castellón de la Plana, "El Soldado" volviera a tomar la alternativa, esta vez de manos del no menos genial Rafael Gómez Ortega ("El Gallo"). Compareció, a guisa de testigo, el susodicho Lorenzo Garza Arrambide, quien contempló como su compatriota se doctoraba en España dando lidia y muerte a estoque a un morlaco criado en las dehesas de doña Carmen de Federico. Unos días después, concretamente el 2 de mayo de aquella misma temporada, "El Soldado" volvió a hacer el paseíllo en las arenas madrileñas, dispuesto ahora a confirmar su título de doctor en tauromaquia. Venía, a la sazón, apadrinado por el mismo espada que acababa de darle la alternativa, y acompañado por el diestro madrileño Marcial Lalanda del Pino, que hacía las veces de testigo. El ganado corrido aquella tarde lucía la señal de Clairac. Vuelto a su lugar de origen, se dedicó durante varias temporadas a torear sólo en plazas hispanoamericanas, en una de las cuales sufrió el percance más grave de toda su andadura torera. Ocurrió en una de las muchas inauguraciones de la plaza de El Toreo, un 22 de noviembre de 1942, cuando formaba terna con sus compatriotas Jesús Solórzano Dávalos ("El Rey del Temple") y Francisco Gorráez Arcante ("El Cachorro de Querétaro"), para enfrentarse con un encierro marcado con la señal de Piedras Negras. Un toro cárdeno, que atendía a la voz de Calao, infirió a "El Soldado" una tremenda cornada en su muslo derecho, de resultas de la cual vino a quebrársele allí mismo la arteria femoral, con un derrame de sangre tan alarmante que hizo temer por la vida del infortunado diestro. Sin embargo, Luis Castro Sandoval se recuperó con sorprendente rapidez y consiguió reanudar su carrera en el transcurso de aquella misma temporada. Volvió a triunfar ruidosamente en México en las campañas de 1943 y 1944, por lo que decidió reaparecer en suelo español durante este último año. En efecto, el día 28 de septiembre de dicha temporada volvió a vestirse de luces para torea en la plaza Monumental de Las Ventas (en Madrid), formando cartel con el espada sevillano Rafael Vega de los Reyes ("Gitanillo de Triana"), con el matador cordobés Manuel Rodríguez Sánchez ("Manolete") y con el caballero rejoneador jerezano Álvaro Domecq Díez. Aquella tarde -en que se lidiaron cuatro toros de don Atanasio Fernández, uno de don Clemente Tassara y otro perteneciente al hierro de Manolo González-, "El Soldado" defraudó a la rigurosa afición madrileña, que comprobó con desazón el manifiesto declive de uno de sus diestros preferidos de antaño. Esta decadencia se acentuó por culpa de los problemas circulatorios que padecía en su pierna derecha desde la grave cogida de 1942, por lo que en la campaña de 1945 "El Soldado" sólo intervino en nueve festejos, y en ocho en la de 1946; en 1947 volvió a estar presente en la reinauguración de la plaza de El Toreo, y todavía anduvo prolongando injustificadamente su carrera hasta el año de 1962, en el que se cortó la coleta de forma definitiva, en la mencionada plaza de El Toreo, un 29 de abril de 1962, después de haber hecho el paseíllo junto al diestro mejicano Manuel Capetillo Villaseñor y al espada barcelonés Joaquín Bernadó i Bartoméu. El día 15 de noviembre de 1990, en Ciudad de México, cuando salía de un estudio de televisión en el que había sido entrevistado, Luis Castro Sandoval se sintió indispuesto y falleció repentinamente.
T
En la fotografia el sentado es Tragabuches. Se llamaba José Ulloa, más conocido por "Tragabuches". Era gitano y heredó el apodo de su padre, al que le atribuían haberse comido un burro recién nacido (buche) en adobo. El apellido Ulloa lo consiguió la familia por la pragmática de Carlos III, donde se autorizaba a los gitanos a tomar el apellido que quisieran. José Ulloa era torero, contemporáneo de Pedro Romero, y aunque había nacido en Arcos de la Frontera, se le consideraba rondeño de adopción por vivir en la ciudad de Ronda, donde estaba casado con una guapísima bailaora llamada La Nena. Comenzó su andadura taurina en la escuela de torear que había organizado Pedro Romero bajo el patrocinio de la Real Maestranza de Caballería. Era tal su figura y las maneras de interpretar el toreo, que el maestro Romero le adivinaba un gran porvenir con los toros, aunque, quizás por algún resentimiento oculto de Pedro Romero contra los gitanos, perdió su interés por el joven Tragabuches; así que continuó las clases con José Romero (hermano de Pedro), que le enseñó el arte de lidiar y matar los toros bravos. Al cumplir veinte años de edad, Tragabuches acompañó a los hermanos Gaspar y José Romero por las plazas del sur de España, actuando como banderillero, llegando a la categoría de sobresaliente. Fue en Salamanca, en el año 1.802, donde Gaspar Romero le dio la alternativa, adquiriendo fama por su forma de torear, aprendida de la escuela de los Romeros, o Escuela Rondeña, que "es severa, sosegada y efectiva". En el año 1.814, Málaga celebra el regreso a España del Rey Fernando VII. Con tal motivo se organizaron tres corridas de toros, donde actuaría José Ulloa "Tragabuches". Para tal fin, el torero rondeño partió a caballo hacia Málaga, pero un accidente con la caballería le hizo interrumpir el viaje y regresar a Ronda. Cuando Tragabuches llegó a su casa, descubrió la infidelidad de su esposa que se encontraba con su amante, Pepe el Listillo. Se cuenta que El Listillo se había escondido en el interior de una tinaja, usada para guardar el agua potable de la casa del torero, y allí mismo lo ahogó; a ella, a La Nena, la tiró por el balcón, muriendo al romperse el cráneo contra el empedrado de la calle. Tragabuches, después del doble asesinato, huyó a caballo por la Sierra de Ronda, convirtiéndose en bandolero. Llegó a formar parte de la pandilla "Los Siete Niños de Ecija", siendo él uno de ellos. Se sabe como murieron los seis restantes bandoleros, pero de José Ulloa "Tragabuches", el torero rondeño, jamás se supo su final.
Curro Guillén fue el único torero muerto en la Plaza de Toros de Ronda. Se llamaba Francisco Herrera Rodríguez y había nacido en Utrera en el año 1.783. Su padre, Francisco Herrera Guillén, también fue torero, así como su abuelo, Francisco Herrera, contemporáneo de Pedro Romero. Por la parte materna, sus tíos (Cosme y José María) eran banderilleros y su abuelo, tío de Costillares. Con esta breve reseña, vemos que era un torero de dinastía. En el trato personal era de carácter alegre y lleno de simpatía. Físicamente, su figura era apuesta, gitana, muy elegante. En el sentido profesional, su toreo era templado y con mando, de la escuela rondeña, aunque era sevillano, quizás imitando a Pedro Romero. Viviendo en la época de la dominación francesa, fue un patriota; así se deduce cuando los franceses solicitaron a Curro Guillén su adhesión y éste no acudió, siendo fichado de antifrancés, aunque en 1.811 fue obligado a torear una vez para los franceses, actuando de picador, pero, acto seguido emigró a Portugal. Regresó a España de su destierro voluntario en el año 1.814, consiguiendo triunfos tanto en los ruedos portugueses (sobre todo en el de Santa Ana) como en los españoles, siendo herido dos veces: en 1.816 de una cornada en el ano, y en el año 1.818 en el ruedo de Salamanca. Su año de gran esplendor fue 1.819 y en mayo del año siguiente moriría en Ronda. En el año de su muerte, 1.820, tenía contratadas en Madrid seis corridas, que no pudo torear por el Alzamiento de Riego en Las Cabezas de San Juan, aunque sí lo hizo en Cádiz celebrando el triunfo de La Constitución (La Pepa); en aquella corrida gaditana se hundieron varios tendidos de la plaza, teniéndose que matar los toros a tiros. Con la suspensón de los festejos, Curro Guillén se trasladó a Ronda para torear la corrida que sería la última de su vida. Para los rondeños, la figura de Curro Guillén tiene un significado especial, tanto que tiene dedicada una calle; y es que su muerte conmocionó a toda España. Hoy, después de tantos años, el relato de su muerte sigue produciendo sensación, tanto por haber muerto en la Plaza de Toros de Ronda, como en la forma en que se produjo el suceso. 20 de Mayo de 1.820: Ronda está en el punto de mira de los aficionados españoles. Aquí se sabe de toros mejor que en otros sitios. El arte de Pedro Romero creó la Escuela Rondeña y no gusta otro toreo que no sea éste. Quizás por la rivalidad entre Pedro Romero y Pepe-Hillo la Escuela Sevillana no está bien vista en Ronda. Curro Guillén, sevillano de Utrera, era esperado con recelo a pesar de hacer un toreo próximo al rondeño. En los carteles se anuncian toros de José Rafael Cabrera, para los matadores sevillanos Curro Guillén y Juan León. Al hacer el paseíllo, algunos aficionados increpan a los toreros, sobre todo a Guillén por tener más fama. Salió el primer toro, de pelo retinto, blando y flaco, con siete años de vida, al que solo le pusieron tres varas (Joaquín Zapata, Sebastián Míguez y José Doblado) y cuatro pares de banderillas (El Fraile de Santa Lucía y Costuras, padre de Cúchares). La corrida discurría con normalidad mientras Curro Guillén toreaba, aunque, desde los tendidos, un grupo de aficionados, dispuestos a entorpecer la lidia, expresaban frases de mal gusto contra los sevillanos; un tal Manfredi, principal alborotador, decía: "Señor Curro, ¿será preciso que lo amarremos a usted?". Era el momento de entrar a matar y Curro Guillén buscaba entre el público al individuo vociferante. Manfredi, amparado de forma cobarde entre el graderío, insistía: "Reciba usted a ese torito". Curro, con la espada en la mano, se fue hacia el toro; estaba nervioso e indignado por las frases de Manfredi, pues deseaba quedar bien y dar una lección de su toreo. Quizás se dejó llevar por la irritación y propinó a la fiera una estocada defectuosa, un bajonazo al lado contrario; a su vez recibió una cornada en el muslo derecho; el toro se deshizo de él arrojándole contra las tablas, pero, de nuevo, arremetió contra Curro Guillén, enganchándole con el cuerno izquierdo, que se introdujo en su muslo derecho. El color rosa del vestido de torear del sevillano se tornó rojo de su misma sangre. Antes de la segunda cogida, su compañero Juan León se había arrojado a la cuna de los cuernos, siendo enganchado por el hombrillo derecho con el otro cuerno. Llegó el momento en que el toro transportó, hacia el centro del ruedo, a los dos toreros enganchados de sus astas; en los medios los arrojó a la arena. Curro se puso en pie y, con paso vacilante, se dirigió a la enfermería; Juan permanecía tendido en el suelo, algo conmocionado, pero sin lesión alguna. Al llegar Curro a la barrera, recibió el apoyo de su amigo Francisco Caamaño, contratista de caballos; una vez en el callejón, camino de la enfermería y en los brazos de Caamaño, Curro Guillén expiró.
Ganaderia de El Quintanar
Propietario: D.Ángel Martín Ten Asociación: Agrupación Española de Ganaderos de Reses Bravas Antigüedad: 15/08/2001 Representante: D.Ángel Martín Tena Fincas: Carrera del Caballo Zalamea de la Serena (Badajoz) Encaste: Cayetano Muñoz. Divisa: Verde y blanca Señal: rajada derecha, orejisana izquierda. Esta ganadería fue formada por don Esteban Sánchez Martín de Valverde en 1941 con reses de don Lorenzo Rodríguez, procedentes de Gamero Cívico. En 1960 adquirieron la ganadería los hermanos Martín Aparicio, agregándole posteriormente reses de don Juan Antonio Álvarez de procedencia Contreras y sementales del mismo origen, variando el hierro y eliminando lo anterior, pasaron a anunciar la nueva vacada a nombre de Carreros, que fundara su abuelo en 1880. Desde 1982 fue notablemente reducida, pasando en 1993 a ser propiedad exclusiva de don Juan Carlos Martín Aparicio. En 1994 adquiere los derechos del hierro Juan Manuel Criado, S. A., variando el hierro, señal y divisa, y formando la ganadería con la mitad de la vacada de don Luis Algarra Polera, adquirida por compra mediante sorteo.
Después de la importante actuación que tuvo el pasado fin de semana el diestro mexicano Arturo Saldívar en Bayona, en la que cortó una oreja de peso, dejando muy buenas sensaciones en la afición francesa, a Saldívar le espera una intensa agenda entre España y México continuando su campaña este 9 de septiembre a las 17:30 hrs. En la localidad de Alcañiz, Aragón en la que compartirá el cartel con los diestros Serafín Marín y Salvador Vega ante un encierro de Los Bayones. Una vez cumplido este compromiso, Saldívar viajara a México para presentarse el 15 de Septiembre en la plaza e toros de Provincia Juriquilla compartiendo el cartel con Octavio García “El Payo” y con el reciente matador de toros Sergio Flores ante ejemplares de diversas ganaderías y al día siguiente 16 de septiembre en la Monumental de Zacatecas alternando con Joselito Adame, Juan Pablo Sánchez y Sergio Flores con toros de Santa Barbara. Y de nuevo el 23 de septiembre en Zacatecas con Eulalio López “Zotoluco” y Enrique Ponce. Después de cumplir estas fechas Saldívar regresará a España para prepararse y estar listo para hacer de nuevo el paseíllo el 12 de octubre en Las ventas de Madrid en la Corrida de la Hispanidad alternando con los diestros Eduardo Gallo y Miguel Ángel Delgado, para lidiar un encierro de Samuel Flores. Fuente: Portaltaurino.
Michelito y andre Lagraver "El Galo" se presentaran el proximo 7 de Octubre en la plaza de toros de SantaBarbara, California, en un corrida mixta, donde alternaran con el rejoneador Dennis Borba y el matador Omar Villaseñor. Lidiaran un encierro de la ganaderia de Borba Hermanos. "El Galo" abrira plaza y estara haciendo su debut en USA. Los dias 5 y 6 de Octubre a invitacion del matador Dennis Borba Estaran tentando en las ganaderias californianas de Costa y Borba Hermanos. Fuente: Portaltaurino.
Torija( Guadalajara), el dia 7 de Octubre tendra su corrida de toros, se lidiarán astados de la ganaderia de Cantinuevo, hierro que pasta en el bonito paraje de la Alcarria, para los matadores de toros, Matias Tejela, Iván Fandiño y el Mexicano Diego Silveti.
Piedrabuena (Ciudad Real), tendra tambien su corrida tradicional de su feria de Septiembre, en la coqueta y bonita plaza ubicada dentro de la fortaleza del castillo, se lidiárá, astados de Jarálta, hierro de encaste contreras ubicada esta ganaderia en el bonito valle de los Pedroches, para los matadores Victor Puerto, el Mexicano Diego Silveti y Alberto Gomez, este evento tendrá lugar el proximo dia 15.
Zalamea de la Serena, tendrá una corrida de toros mixta prevista para el dia 15 de Septiembre, los astasdos serán de la ganaderia de el Quintanar, para la señorita rejoneadoda Ana Rita y los matadores de toros Jairo Miguel y Julio Parejo.
Jadraque (Guadalajara), tiene los carteles de su feria de Septiembre en la calle, esta compuesta por tres festejos taurinos- Sabado 15 de Septiembre, Corrida de rejones, astados de Araúz de Robles, para los rejoneadores, Iván Magro y A. Romero. Domingo l6 de Septiembre Festival, novillos de la Cámpana, para los matadores Sanchez Varay José Caraballo. Lunes 17 de Septiembre, astados de Juán Barriopedro, para Mario Pónce y Borja Pereira.
VARELA CRUJO (Hrdos. de José Francisco)
Divisa: Morada y rosa. Señal: Rasgada la derecha y orejisan la izquierda. Finca: "Outeiros". ALDEA NOVA BEJA (Portugal Temporada 2008: Indulta a "Barboso", negro mulato y herrado con el número 116, en Marbella la tarde del 13 de julio. Temporada 2007: lidia toros en Sacedón la tarde del 30 de agosto. Temporada 2005: lidia toros en Tobarra, en la tarde del 13 de marzo. Lidia cinco toros en Tobarra la tarde del 23 de octubre. Temporada 2002: lidia toros en La Coruña, en la tarde del 3 de agosto. Lidia novillos en Medina del Campo, en la tarde del 2 de septiembre. Procedencia: Juan Pérez Valderrama formó ésta en 1964 con reses de diversos orígenes, especialmente de la de los señores Núñez Guerra. En 1974 fue vendida a Antonio Pérez López de Tejada, y de éste pasó a Leonardo Muñoz Ordóñez en 1977, que en 1979 se la vendió a su actual propietario, que eliminó las reses que componían esta ganadería adquirió del marqués de Albaserrada.
La pinta del toro es el resultado de la interacción del color de la piel mas el color del pelo que lo recubre. En el toro de lidia existen dos colores de pelos básicos, de los que surgen toda una gama de variaciones, en función de las tonalidades y de las combinaciones de los mismos con el color de la piel del animal. Estos colores son el negro y el colorado, además de factores genéticos inhibidores del color, que derivan en el color blanco. El pelo uniforme o color fundamental es la coloración general del cuerpo del animal (piel mas pelo). Por tanto son fundamentalmente tres: negra, blanca y colorada. Si sólo aparece un color en el pelaje se llaman capas simples, si hay pelos de dos o más colores distribuidos uniformemente y si hay más de uno o no está muy definido, o combinaciones de dos o más pelos dispuestos en manchas diferenciadas son capas mixtas.
La primera vez que sonó la música en la fiesta de los toros y más concretamente en una faena de muleta fue en la plaza antigua de Barcelona el día 13 de mayo de 1877. Lagartijo hizo tal faena a un toro de Ripamilán, que el público pidió música y el maestro Sampere atacó un pasodoble.