Páginas vistas en total

domingo, 17 de junio de 2012

Plaza de toros de Alicante. Tres cuartos de plaza. Toros de Fermín Bohórquez. Hermoso de Mendoza, oreja y ovación; Sergio Galán, oreja y dos orejas y Manuel Manzanares, oreja y ovación.
Sevilla. Novillada fuera de abono. Un cuarto de plaza. Novillos de El Cahoso. Pascual Javier, silencio y silencio en el mató por Gómez del Pilar. Tras el tercero pasó a la enfermería; Gómez del Pilar, herido en el segundo, y Tulio Salguero, silencio, silencio en el que mató por Pascual Javier, ovación en el que mató por Gómez del Pilar y ovación.
Plaza de toros de La Malagueta. Corrida de la Prensa. Menos de un cuarto de entrada. Cinco toros de Marqués de Domecq, devuelto el segundo y un sobrero de Esteban Isidro (2º bis). Antonio Barrera, silencio tras aviso y silencio; Iván Fandiño, silencio tras aviso y oreja David Mora, ovación y silencio.
Plaza de toros de Las Ventas. Menos de un cuarto de plaza. Tres novillos de Hermanos Domínguez Camacho, de juego dispar; dos de Antonio Palla (2º, 4º), éste último extraordinario y un sobrero de La Campana (6º), serio, noble y apagado. Damián Castaño, silencio y silencio tras aviso; Javier Jiménez, silencio y silencio tras aviso; Jesús Duque, ovación tras petición y aviso y silencio tras aviso. Saludó en banderillas Juan Carlos Donaire.
Plaza de toros de Vista Alegre. Media entrada. Toros de Garcigrande y Domingo Hernández. Enrique Ponce, silencio tras aviso y dos orejas; Juan José Padilla, oreja tras aviso y silencio; Alejandro Talavante, oreja y oreja con petición de la segunda.
RAFAEL MARTÍN VIGARA "EL ZORRO" (1931 - 1958) “El Zorro”, oriundo de Almaden, fue mortalmente cogido el 25 de mayo de 1958 en la Monumental de Barcelona por el novillo “Dominante” de la ganadería de Pepe Luis Vázquez. La cornada fue en el vientre análoga a la del inolvidable “Joselito” en Talavera, al entrar a matar. A las nueve y cuarto de la noche entregaba su alma buena a Dios. Abundando sobre este lidiador, d. Juan José Zaldívar Ortega refiere que <
PLAZA DE TOROS DE ALMADÉN Ciudad Real También llamada Plaza Nueva. Plaza de toros exagonal, construida entre 1755 y 1757. Posiblemente los primeros festejos realizados son los referidos a octubre de 1752: se lidiaron 21 toros entre los días 19, 21 y 23 a cargo de Pedro Campanero y Pedro Martín Zancudo siendo el precio del asiento de un real. Fue declarada Monumento Nacional en 1979. Tras más de cien años sin celebrarse festejos taurinos, la corrida de reinauguración se anuncia para la tarde del 24 de julio de 2004. Aforo: 3.000 localidades. Categoría: 3ª Propietario: Ayuntamiento de Almadén. Según el Real decreto 3027/1979 del 16 de noviembre, por el que se declara Monumento Histórico-Artístico de carácter nacional la plaza de Toros de Almadén, la descripción es la siguiente: La plaza de toros de Almadén, llamada también Plaza Nueva, constituye realmente algo más que un coso taurino convencional. Se trata de todo un elemento urbano originalísimo de forma hexagonal y dos pisos de altura, constituido por sólo una manzana, integrada por veinticuatro viviendas al exterior. En cuyo interior se diseñó la plaza propiamente dicha. Presenta en su entrada principal un amplio balcón con voladizo que corresponde al palco presidencial, sobre el cual, por la fachada interior, existe un esbelto frontón con guarniciones neoclásicas, siendo el graderío inferior de sólida obra de mampostería. Formando un conjunto de gran pureza arquitectónica perfectamente armónica en estética y volumen. El edificio es de planta hexagonal, el exterior está blanqueado. En el interior existen graderíos precedidos por arcos elípticos (semielípticos). La cubierta es a dos aguas a excepción del espacio de entrada. El conjunto arquitectónico está considerado como único en el mundo por su forma hexagonal. Antecedentes históricos Indudablemente, para dar una explicación al por qué de la construcción de la Plaza de Toros de Almadén es necesario vincularla a la construcción del Real Hospital de Mineros de San Rafael. A principios de agosto de 1752, el Superintendente de las Minas que por aquel entonces era D. Francisco Javier De Villegas, ante las frecuentes epidemias y la alta mortandad de la población y los Forzados que trabajaban en las minas, propone la Fundación del Real Hospital de Mineros. Las frecuentes epidemias unidas a la falta de viviendas para albergar a los temporeros que trabajaban en las minas van a dar con la construcción de 24 viviendas que conforman una plaza hexagonal. Estas 24 viviendas tendrán una doble finalidad, evitar el hacinamiento de vecinos en las casas de la localidad –4 ó 5 familias por casa– lo cual aumentaba el riesgo de epidemias y aportar con el alquiler de las mismas dinero para la construcción del Hospital de Mineros. Las 24 viviendas a su vez conformarán una plaza para la celebración de festejos taurinos y lugar de reunión para la población en general, con una capacidad de unas 4.000 personas, dedicándose igualmente los ingresos obtenidos en dichos festejos a la construcción del Real Hospital. Para la ubicación de la plaza de toros o Plaza Nueva será elegido el lugar mas llano e idóneo, el sitio de la Cruz de Hierro en las eras del camino de la Villa Real (actualmente Ciudad Real). Un motivo más para la construcción de la plaza de toros fue la extensión de las labores mineras hasta la plaza donde hasta la fecha se venían celebrando festejos, concretamente se hace mención a un torno (pozo) de la mina de Santa Bárbara. Construida la “Plaza Nueva” se establece la realización de seis festejos o más de a cinco o seis toros cada uno para el beneficio del hospital. El superintendente Villegas no esperó a la aprobación por parte de sus superiores para dar comienzo a las obras de la plaza. En una comunicación del 16 de agosto de 1752 informó del inicio de la construcción a la vez que solicitó permiso para la celebración de los primeros festejos taurinos con el fin de obtener el primer dinero para hacer frente a los créditos concedidos para su construcción por parte de vecinos de la localidad, principalmente oficiales de mina y algunos miembros de la congregación de la Caridad. Estas peticiones son aprobadas por Real Orden del 28 de Agosto de 1752. El 4 de abril de 1753 estaban hechas todas las paredes interiores y exteriores hasta el primer piso con el fin de celebrar los primeros festejos. El alquiler de las casas, destinadas principalmente a temporeros, comenzó a finales de 1753 con sólo 8 casas habitadas. En 1755 estaban habitadas más de la mitad y el número de personas que las ocupaba superaba las 200. Entre 1755 y 1757 las obras se agilizan por el paro forzoso de obreros a causa del incendio que afectó a las minas y que duró dos años y medio. En este periodo tanto la plaza como el propio Hospital – que comenzó a construirse en noviembre de 1755- se beneficiaron del empleo de un mayor número de obreros en un intento de evitar una emigración masiva. Este incendio al que hacemos referencia va a provocar durante años una confusión a cerca de la fecha del comienzo y el motivo de la construcción de la plaza de toros o Plaza Nueva, indicando como fecha del comienzo de las obras el año 1755 y el motivo evitar la emigración de mineros a causa del paro forzoso del trabajo en las minas. Las obras de la plaza finalizan totalmente en 1765 con un coste superior a los 320.000 reales de vellón. Posiblemente los primeros festejos realizados en la Plaza Nueva son los referidos a octubre de 1752 se lidiaron 21 toros entre los días 19, 21 y 23 de octubre a cargo de Pedro Campanero y Pedro Martín Zancudo siendo el precio del asiento de un real. Como dato curioso cabe reflejar que en 1754 se promulga una Real Orden del 10 de Mayo en la que se prohibe la celebración de festejos en todo el Reino. Esta disposición pretendía la recuperación de la cabaña ganadera diezmada por la sequía y las epidemias. Esta orden sólo afectó parcialmente a Almadén, ya que Villegas argumentando el destino de los ingresos obtuvo una dispensa para la celebración de festejos, en total se lidiaron en Almadén un total de 35 toros por Pedro Campanero, vecino de Ciudad real, Pedro Martínez Zancudo, vecino de Almagro y Raimundo Franco de Torres, alias “El Indiano” vecino de Ciudad Real que rejoneo dos toros a caballo y realizo otras habilidades en los festejos. Otra curiosidad de la plaza de Almadén es la de contar con toques específicos de clarín, incluido el toque de muerte hoy día en desuso. Por la plaza de Almadén pasaron Curro Guillén, Juan León, “Paquiro”, “Cúchares”, “Lagartijo”, “Costillares”, Rafael Bejarano,-que por cierto, cuentan se cantaba en Córdoba, una coplilla que decía-: Arrogante costillares, Anda vete al Almadén Para ver matar bien toros Al famoso “cordobés”.
La plaza de toros Cuatro Caminos de Santander vivirá una nueva edición de las Ferias de Santiago con una serie de carteles repletos de estrellas para deleite de los aficionados. La feria taurina de Santiago dará comienzo el 21 de julio con una novillada picada y finalizará el 29 tras celebrar un total de 11 festejos taurinos entre los que se encuentran dos fuera de abono. Los carteles contarán con grandes figuras del toreo actual, como El Fandi, El Cid, Talavante o Enrique Ponce entre otros. Carteles, toreros y ganaderíasAyuntamiento de Santander de la feria de Santiago de Santander 2012 La composición de los carteles de la edición de este año de la feria de Santiago es la siguiente Fecha Hora Festejo Toreros Ganadería 21 julio 18:30 Novillada picada Gómez del Pilar, Raúl Rivera y Roberto Blanco Baltasar Ibán 21 julio 23:00 Recortadores 22 julio 18:30 Rejonada Hermoso, Ventura y Leonardo Ángel Sánchez 23 julio 18:30 Corrida Perera, Alejandro Talavante y Juan del Álamo Puerto de San Lorenzo 24 julio 18:30 Corrida El Juli, José María Manzanares y Jiménez Fortes Garigrande y D. Hdez. 25 julio 18:30 C. Beneficencia El Cid, David Mora y Rubén Pinar Montecillo 25 julio 12:00 Becerrada Escuelas taurinas 26 julio 18:30 Corrida E. Ponce, Morante de la Puebla y Daniel Luque Núñez del Cuvillo 27 julio 18:30 Corrida Padilla, El Fandi y Daniel Luque Torrestrella 28 julio 18:30 Corrida A. Ferrera, Javier Castaño y Morenito de Aranda Vitorino Martín 29 julio 18:30 Corrida Hermoso de Mendoza, Marquitos e Iván Fandiño Espartales y Bañuelos Precio de los abonos y fechas para comprar las entradas de la feria de Santander 2012 Los abonos mantendrán los precios de la edición de 2011 incrementándose solo en el IPC, aunque la página web oficial aún no ha publicado los precios confirmados y solo dispone de los datos del pasado año. El abono incluye todos los festejos salvo la becerrada y el concurso de recortadores. Las fechas para la renovación de los abonos son el 11 y el 12 de julio. El 13 y el 14 de julio se dedicarán a las personas que deseen adquirir un abono y la venta de entradas sueltas comenzará el 16 de julio. La venta se hará en las taquillas de la plaza en horario de 9 a 21 horas.
, José Mata García, fue un matador de toros canario, nacido el 23 de julio de 1939 en Garafia, en la isla de La Palma en la provincia de Tenerife, que murió con 32 años, el 27 de julio de 1971 a consecuencia de la cornada que dos días antes le propinó el toro cascabel, de la vacada de Luís Frías, en la plaza de toros de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), cornada que le partió la vena femoral. José Mata debutó con picadores el 24 de junio de 1960 en Orduña (Vizcaya) anunciándose entonces en los carteles como “José Mata El Canario”. Debuta como novillero en Las Ventas el 5 de agosto de 1962, alternando con José Morán “Facultades” y Guillermo Sandoval, actuación que fue muy apreciada por la afición madrileña por su valor y pundonor torero. Tuvo una brillante trayectoria como novillero hasta que el 8 de agosto de 1965 toma la alternativa como matador en la Plaza de Benidorm, de manos de Manuel Benítez “El Cordobés” actuando como testigo Manuel Herrero, con astados de Pío Tabernero, ocasión en la que cosechó una buena actuación pues salió a hombros por la puerta grande tras cortarle una oreja a cada uno de sus toros. En septiembre de ese año le otorgan “La Oreja de Oro” en el ruedo francés de Ceret. Confirma su doctorado en Madrid el 12 de octubre de ese año, apadrinado por Andrés Vázquez y Enrique Trujillo como testigo. Durante estos años (1969-70) alternó su profesión de torero con la de actor de cine. Su fecha fatídica fue el 25 de julio de 1971, en que toma parte en una corrida que se organizó para la inauguración de la Plaza de Toros de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), en sustitución de Juan Asenjo “Calero”. El cartel de aquel trágico día lo completaron Francisco Ceballos y Antonio Millán “Carnicerito de Ubeda”, lidiándose reses de la ganadería de Luís Frías Piqueras. Aquel día José Mata vistió un precioso terno salmón y oro que quedaría roto y manchado de sangre. Ocurrió el percance al entrar a matar a cascabel un toro negro y bragao, que le corneó de lleno en el muslo derecho en el momento del embroque, rompiéndole de cuajo los vasos femorales. En la enfermería de la Plaza se vieron desbordados por la gravedad de la herida por lo que le hicieron un torniquete en la pierna y lo trasladaron en ambulancia a Valdepeñas. Una vez allí vieron que tampoco podían operarlo ni hacer nada por él, por lo que la ambulancia llegó a Madrid al Sanatorio de Toreros cuatros horas mas tarde de que se produjera el percance, momento en el que fue operado. La larga demora en la operación y el deambular en ambulancia de un lado a otro, parece ser que fue determinante para su proceso postoperatorio que no pudo superar, llegándole finalmente la muerte en las primeras horas de la noche del día 27. La demora en su atención fue muy criticada por la prensa de aquellos días. Las explicaciones posteriores dadas tras su fallecimiento no lograron aclarar la dinámica de la fatal complicación. Su cuerpo descansa en el cementerio de La Almudena de Madrid, donde fue enterrado después de que el furgón fúnebre con sus restos mortales diera la vuelta al ruedo en la Plaza de Las Ventas donde el torero había triunfado en numerosas ocasiones. En Villanueva de los Infantes su muerte sobrecogió sobremanera, de tal forma que aun hoy se le recuerda pues el municipio manchego le erigió un busto en su memoria en 1972, al cumplirse el primer aniversario de su muerte. José Mata fue un valiente torero que tuvo poca fortuna en esta profesión, ya que pasó casi desapercibido en una carrera plagada de cornadas e infortunios.
PLAZA DE TOROS LAS VIRTUDES (CIUDAD REAL) La Ermita-Santuario y Plaza de Toros de Las Virtudes, se encuentran situadas en la provincia de Ciudad Real (Spain), rodeadas por alamedas donde se celebran romerías muy populares en la zona. Se declaró Conjunto Histórico en 1981. La Plaza de Toros es cuadrada con sillería clásica y está fechada en 1645, un siglo antes que la Plaza de Toros de Almadén.
A poco menos de un mes del inicio de estos populares y multitudinarios encierros, en este artículo trataremos el tema de su origen, cuándo tuvieron lugar las primeras celebraciones y qué características tenían. Aunque muy posiblemente, casi con toda seguridad los encierros como festejo en sí partan de una tradición muy anterior y de origen casi indescifrable, las primeras ferias de San Fermín tuvieron lugar en la Edad Media. En esta época la Feria se dividía en tres tipos de celebraciones: los actos religiosos en honor del santo patrón, San Fermín, que fueron siendo cada vez más populares a partir del siglo XII, las ferias comerciales y las corridas de toros, cuyos primeros registros proceden del siglo XIV. En sus primeras celebraciones, los sanfermines se realizaban en el mes de octubre, pero a finales del XVI se decidió trasladarlos al mes de Julio, haciéndoles coincidir con la Feria de Pamplona.
IMPARABLE AUMENTO DE AYUNTAMIENTOS QUE DECLARAN LOS TOROS PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL EL PROYECTO TAUROMAQUIA-UNESCO AVANZA EN TODA ESPAÑA CON OCHO NUEVAS DECLARACIONES Las declaraciones de PCI. totalmente legitimadas por las autoridades municipales, supone el blindaje de la Fiesta en las distintas localidades, a la vez que suma argumentos para que el Gobierno Central se atreva a declarar que Los Toros son patrimonio cultural de todos los españoles. CATALUÑA. La defensa de la Fiesta de los Toros a través de las declaraciones de las localidades que identifican la Tauromaquia como parte de su Patrimonio Cultural Inmaterial se ha extendido con mucha fuerza por Cataluña, concretamente en la provincia de Tarragona, donde cientos de miles de personas tienen al toro como elemento alrededor del cual giran todas sus festividades y celebraciones tanto lúdicas como religiosas. Esta vez, gracias a la implicación de la Agrupació de Penyes i Comissions Taurines de les Terres de l'Ebre, las localidades del Alcanar, L Ampolla, Camarles, Corbera d'Ebre y Hortas de Sant Joan, todas de las Tierras del Ebro, han dado el paso al frente en defensa de una de sus mas arraigadas y profundas tradiciones culturales. CASTILLA LA MANCHA Tarazona de la Mancha se suma a las poblaciones de esa Comunidad Autónoma que, fieles a sus tradiciones están asumiendo una actitud valiente en defensa de la Fiesta de los Toros, cuya repercusión en la vida social de estos pueblos va mas allá de lo cultural, turístico y religioso, pues para muchos de ellos significan importante fuente de ingresos que contribuyen a su sostenimiento económico en tiempos de crisis. Así, desde el corazón de Castilla, el Ayuntamiento de Tarazona de la Mancha aprobó por acuerdo de su pleno, con los votos favorables de los grupos del PP y PSOE, declarar los festejos taurinos de esa localidad como Patrimonio Cultural Inmaterial de sus habitantes de acuerdo a lo previsto en la Convención de la UNESCO. Socuéllamos Ciudad Real, con los votos favorables del Partido Popular y la abstención del PSOE aprobó la declaración de sus celebraciones taurinas como parte integrante del patrimonio cultural de la localidad. La apuesta que en esa Comunidad viene realizando el grupo de jóvenes presidentes de plazas de toros, está resultando en un continuo aumento de localidades que blindan su tradición taurina fuertemente arraigada como lo demuestra en esta ocasión la construcción de su original plaza de toros con la implicación de la gran mayoría de los vecinos que colaboraron con mano de obra, piedra y otros materiales, y suscribiendo títulos de aportación voluntaria en la cuantía que cada cual estimó. Alicante. También el Ayuntamiento de Orba en Alicante, se convirtió en la segunda localidad de esa provincia en proteger sus festejos taurinos de conformidad con las estipulaciones de la Convención de la UNESCO, al aprobar en el último pleno municipal, la identificación de sus "Bous al Carrer" como Patrimonio Cultural Inmaterial, invocando mas de 180 años de tradición ininterrumpida. La petición fue presentada por la Asociación Taurina de Orba y contó con el apoyo de todos los grupos políticos.
Plaza de toros de Ciudad Real La Plaza de toros de Ciudad Real es un coso taurino de segunda categoría construido en 1843, que fue inaugurado el 17 de agosto del mismo año. Su peculiar composición de ligeros materiales (Mampostería, tapial y madera) la dejan a merced de las inclemencias meteorológicas, por lo que ha sufrido numerosos deterioros con sus consiguientes reformas, la más importante, en 1873. Se alza en dos pisos. Tiene 3 puertas (destacando la fachada sur, con los típicos arcos neomudéjares en herradura) y la arena mide 48 metros de diámetro. La capacidad del coso es de 7.740 espectadores sentados. Se divide en las tradicionales secciones de barrera, contrabarrera, tendido bajo, tendido alto, tribuna y andanada.1 Antes de la construcción del recinto, los espectáculos taurinos se celebraban en la Plaza Mayor de la capital manchega. Los terrenos para la edificación del coso fueron cedidos por la familia Muñoz de Ciudad Real, siendo diseñados sus planos por el arquitecto ciudadrealeño Manuel Gómez. En su construcción se utilizó piedra procedente de la Peña del Pinzón y del Convento del Compás de Santo Domingo.
Los corrales de la plaza de toros de La Maestranza de Sevilla acogen, tras el sorteo celebrado este mediodía, los novillos de El Cahoso que serán lidiados esta tarde en el albero hispalense. Es un lote en el que predomina la capa negra y que ha arrojado un peso medio de 490 kilos. Pascual Javier, Gómez del Pilar y Tulio Saguero serán los encargados de su lidia. Orden de lidia: 1º Número 57. Potrico. Negro. 495 kilos (02/09). 2º Número 5. Sorpresa. Castaño berrendo. 499 kilos (11/08). 3º Número 10. Gusanito. Negro mulato. 498 kilos (12/08). 4º Número 55. Almohadillero. Negro bragao. 484 kilos (12/08). 5º Número 42. Zapato. Negro burraco. 497 kilos (02/09). 6º Número 62. Alamito. Negro bragao. 499 kilos (01/09). Sobreros: 1º Número 32. Jugador. Castaño bragao. 496 kilos (11/08) (El Cahoso). 2º Número 28. Lamentoso. Negro mulato. 464 kilos (03/09). (Hdros. Excmo. Sr. Conde de la Maza)
Plaza de Toros de Alagón (Zaragoza). Corrida del Centenario. Dos tercios del aforo cubierto. Mano a mano. Toros de Lagunajanda, de buen juego en general, premiado el quinto, de nombre Vinaza, con la vuelta al ruedo. Paulita: oreja, ovación y dos orejas Daniel Cuevas: oreja, ovación y oreja El sobresaliente Fernández Pineda lidió el sobrero, de la misma ganadería, y cortó una oreja.
CANTILLANA (SEVILLA).- Corrida mixta a beneficio de la Hermandad de la Virgen de la Soledad, Patrona de Cantillana. 450. Cuatro toros de Manuel Ángel Millares, el primero como sobrero, flojos y nobles. Y dos añojos de la misma ganadería, manejables. Julio Pedro Saavedra, palmas tras petición y dos orejas. Alejandro Enríquez, oreja y dos orejas. Los becerristas Jesús Muñoz, dos orejas, y Antonio Muñoz, dos orejas y rabo.
. La afición taurina onubense no puede olvidarse de la fatídica fecha del 17 de junio de 1.954, día en la que perdió la vida en la enfermería de la plaza de toros onubense el diestro local Rafael Carbonell. En aquella jornada se lidió un encierro de Dolores Moreno de Santamaría por parte de Joselito Romero (que estuvo muy lucido en sus dos novillos y dio la vuelta al ruedo), Rafael Carbonell (que resultó cogido al torear de muleta) y Alejandro Arnó “El Venezolano” (que se mostró torpe pero muy valiente en los tres novillos que lidió). Antes de que finalizara el festejo fue dado a conocer el parte facultativo sobre la cornada sufrida por Rafael Carbonell y que decía que el diestro “sufría un herida por asta de toro en el vértice del triángulo de Scarpa derecho, con trayecto ascendente por debajo del paquete vascular, con sección de la vena safena, y otro trayecto ascendente por dentro de la cresta iliaca, desgarrando peritoneo posterior, con fuerte hemorragia interna y schock traumático. Pronóstico gravísimo”. Al diestro se le hicieron transfusiones de sangre, poniéndose 1.200 centímetros cúbicos. Desgraciadamente, todos los esfuerzos de la ciencia por salvar la vida del torero resultaron inútiles, falleciendo el torero en la propia enfermería de la plaza. La noticia de la muerte de Rafael Carbonell circuló rápidamente por toda la ciudad, produciendo penosísima impresión ya que el joven novillero gozaba de la general simpatía, recordándose su reciente triunfo en la plaza onubense el día de la Ascensión en la que, alternando con Antonio Cobo y Vázquez, cortó tres orejas y un rabo, saliendo a hombros. Rafael Carbonell había nacido en Huelva el 20 de abril de 1.930, debutando en una novillada con picadores en la plaza choquera el 11 de mayo de 1.952. Carbonell triunfó y salió a hombros con las dos orejas de su enemigo, ganando también una oreja de plata, que más tarde ofreció a la Virgen de la Cinta. Después de varios éxitos, renovó su triunfo en Huelva el 3 de agosto de 1.953, alternando con Chamaco y El Coriano, cortando tres orejas y un rabo. Su presentación en Sevilla la hizo el 13 de septiembre de 1.953, con Zerpa y Andrés Luque Gago, dando la vuelta al ruedo. El 29 de marzo de 1.954 hizo su presentación en Madrid, acompañado de Francisco Ruiz y Raúl Iglesias, con novillos de Molero Hermanos, resultando cogido y pasando a la enfermería. Estos contratiempos no hicieron mella en el ánimo de Carbonell que, nuevamente, se presentó en Huelva el 27 de mayo, triunfando ruidosamente. El 6 de junio actuó en Nerva, mano a mano con Cobo, y salió a hombros de la plaza tras cortar dos orejas y rabo. Carbonell procedía de una familia muy humilde y trabajaba como peón de albañil. Sus padres estaban enfermos y sus siete hermanos pequeños solo contaban con él para resolver la difícil situación económica que les agobiaba. Después de la tragedia que le había costado la vida a Rafael Carbonell, el barrio de Viaplana, donde el novillero vivía en una humilde habitación, se condolió de la desgracia y de la mala suerte que había perseguido al torero que, salvo en dos o tres ocasiones, casi nunca llegó a cobrar honorarios por actuar. El entierro A las seis y media de la tarde de la jornada siguiente se verificó el sepelio del malogrado diestro onubense. Desde muchas horas antes de la anunciada para el acto muchas personas se había arremolinado en los alrededores del domicilio del torero, donde había sido velado su cadáver. Todas las ventanas y balcones de la Isla Chica, Viaplana, del barrio del Matadero y del de San Sebastián y las calles por donde recorrió el cortejo fúnebre aparecieron cubiertas con crespones negros en señal de dueño así como se produjo el cierre de todos los establecimientos públicos de esas zonas. Más de veinte coronas, enviadas por peñas taurinas, compañeros del infortunado Rafael, Gobierno Civil, Ayuntamiento y otras instituciones fueron portadas por compañeros y amigos del torero. El féretro fue llevado a hombros por los extoreros Diego Gómez Laínez, Niño de la Isla, El Nene, Joselito Romero, directiva de la Peña Carbonell y numerosas personas. Sobre el ataúd aparecían la montera y el capote de paseo del diestro. Formaron la presidencia del duelo los padres y hermanos de Rafael Carbonell, con representaciones de las peñas taurinas Litri, Chamaco y del propio Rafael así como el primer teniente de alcalde, en representación del Ayuntamiento, y otras autoridades. En el cortejo también formaron parte estandartes de las distintas Hermandades religiosas a las que el torero perteneció, encabezando el cortejo la Banda Municipal de Música que interpretó diversas composiciones fúnebres. Una compacta muchedumbre acompañó al cadáver desde la casa mortuoria hasta el Cementerio, pudiéndose calcular en más de 20.000 personas las que figuraron en el cortejo. Desde la Isla Chica hasta El Punto, la aglomeración fue enorme y se pudieron ver a muchas mujeres conmovidas por el trágico fin del joven torero onubense Rafael Carbonell. Y muy pronto empezaron a llegar las ayudas económicas para la familia. La primera en hacerlo fue la del diestro gaditano Rafael Ortega quien, nada más producirse la tragedia, puso a disposición del Montepío de Toreros, para su entrega la familia de Carbonell, los honorarios devengados por su intervención en la corrida del Corpus de Cádiz. Fuente: Vicente Parra